Tras demandar a una clienta por impago, la financiera Cofidis se topa de bruces con una resolución judicial en su contra.

Rocío necesitaba una inyección económica urgente. Tras echar un vistazo a las propuestas de las distintas entidades financieras, recurrió a los servicios de Cofidis para solicitar un crédito que ascendía a una cantidad de 6.368 euros. Una cantidad más que suficiente para satisfacer esa necesidad de dinero, pero que se ha saldado con un proceso que ha concluido en los tribunales.

La clienta, al no reintegrar todas las cuotas establecidas por la financiera, vio cómo la línea de crédito fue cerrada por la entidad con una deuda total de 4.268,18 euros. Esta deuda supuso el inicio de un procedimiento monitorio en el que la demandante, Cofidis, solicitaba a la demandada, Rocío, el pago de todo el dinero a deber más una serie de costes adicionales. Sin embargo, la oposición tuvo lugar contra la demanda al declarar que se trataba de un préstamo de carácter usurario, con unos intereses totalmente excesivos y por encima de lo legal.

En un principio, la cantidad total reclamada por la empresa era de 5.011,93 euros, ya que incluía “gastos de indemnización por vencimiento anticipado, prima de seguro y comisiones”. Al ser consideradas de carácter abusivo, estas costas añadidas fueron retiradas y deducidas del importe total, reduciéndose a la citada cifra de 4.268,18 euros que, finalmente, tampoco tendrán que ser pagados por la parte demandada.

A pesar de todo, la demanda interpuesta por Cofidis ha quedado completamente desestimada. Tal y como se recoge en el auto del 10 de octubre de 2017, el pago de 4268,18 euros requerido a la demandada era inferior a la parte devengada por los intereses, establecidos en un total de 4.481,18 euros. Al ser notablemente superior el importe de los intereses que lo requerido, la justicia ha declarado la demanda como nula

El elevado importe marcado en concepto de intereses ha hecho que sean catalogados como usurarios. Siguiendo una resolución previa: “Para que el préstamo pueda ser considerado usurario es necesario que, además de ser notablemente superior al normal del dinero, el interés estipulado sea ‘manifiestamente desproporcionado con las circunstancias del caso’”. En base a lo establecido por el artículo número 3 de la Ley de Represión de la Usura: “El prestatario estará obligado a entregar tan solo la suma recibida.

Así, habiendo la parte demandante exigido unos costes por intereses mucho más elevados, se ha procedido con la desestimación de la demanda y, a fecha de 19 de marzo de 2018, Rocío ha sido absuelta de todos los cargos que Cofidis había solicitado en su contra, sin tener que pagar siquiera los costes que implican los procesos judiciales.

Tal y como se ha establecido en el Juzgado de Primera Instancia número 11 de Barcelona, mientras la parte demandada no tendrá que realizar ningún pago, la parte demandante sí tendrá que hacerlo. Cofidis ha sido condenada a pagar todas las costas procesales por los problemas ocasionados y por el incumplimiento de las leyes de represión de la usura.

Una resolución en la que todavía hay margen para las apelaciones y a posibles recursos en el futuro, pero que parece haber dejado en firme el resultado de todo este proceso y establecido que, ante las prácticas usurarias como la imposición de este tipo de intereses, siempre hay margen para actuar. Ahora, la entidad financiera tendrá que acatar la sentencia, salvo ese posible recurso, siguiendo una considerable estela de litigios por paquetes financieros de dudosa fiabilidad y otras prácticas enmarcadas también dentro de la usura.

¿Qué intereses cobra Cofidis en sus créditos?

Estos son los intereses que cobra Cofidis en sus créditos:

  • Crédito Directo:se pueden solicitar hasta 6.000€ para cualquier fin. Los plazos de devolución son entre 13 y 39 meses con un 24,51 % TAE. Al ser una línea de crédito sólo se paga por el dinero que se utiliza.
  • Crédito Proyecto: con este préstamo se puede conseguir una financiación de hasta 15.000€ a devolver en un plazo de entre 1 y 6 años. La TAE oscila entre un 5,06 % y un 18,43 % dependiendo de la finalidad del crédito, el plazo elegido y la cantidad solicitada.

¿Qué se necesita para pedir un crédito a Cofidis?

Los requisitos necesarios para pedir un crédito personal online en Cofidis son los siguientes:

  • Ser mayor de edad y residente en España.
  • Estar en posesión del DNI o NIE.
  • Tener una nómina, pensión o justificante de ingresos.

Esto no quiere decir que por entregar estos documentos el crédito se vaya a conceder al instante. Cofidis luego revisa los datos y decide si concederlo o no

¿Qué banco es Cofidis?

Actualmente el Grupo Cofidis se basa en la experiencia complementaria de sus dos accionistas: Crédit Mutuel, el cuarto grupo bancario francés y Argosyn, entidad que incluye las actividades de comercio electrónico BtoB y financieras, previamente mantenidas por el Grupo 3Si.

Contacta con nosotros para que podamos ayudarte

Barcelona

Valencia

Tenerife

Abogados para tus deudas

Somos abogados especialistas en derecho bancario con más de 10 años de experiencia asesorando a Empresas y Particulares, sobre temas bancarios.
Abogados para tus deudas
ROBOT Quita deudasPonlo a prueba

Hemos diseñado el primer asistente virtual que averigua al instante quién se puede acoger a la Ley de la Segunda Oportunidad.

¡Chatear ahora!