At. al cliente: 932426936 - Teleconcertación: 930502305

Hoy en día para adquirir una vivienda lo más habitual es pedir una hipoteca. Los préstamos, hipotecarios o no, están a la orden del día como parte de nuestra economía, el problema empieza cuando no podemos pagar esas deudas. Para estas situaciones de insolvencia, la Ley de la Segunda Oportunidad puede ser de gran ayuda. Hoy vamos a desvelar cómo podemos salvar nuestra vivienda de Madrid y eliminar todas las otras deudas al mismo tiempo.

Fina Salazar, abogada y socia gerente del despacho, explica cómo hemos eliminado las deudas pendientes de una persona insolvente sin tener que entregar la vivienda:

 

 

Cómo eliminar las deudas y salvar nuestra vivienda en Madrid

 

Uno de los casos más habituales de sobreendeudamiento ocurre cuando tenemos una hipoteca a nuestro cargo y, al mismo tiempo, muchas otras deudas pendientes. Esta multitud de deudas normalmente nos obliga a decidir entre pagar la hipoteca o las otras deudas no hipotecarias. Como consideramos que la vivienda es de lo más imprescindible para vivir, optamos por pagar la hipoteca mientras las otras deudas empiezan a tener impagos.

Esta situación genera mucho estrés, preocupados por la posibilidad de que nos embarguen la vivienda para pagar todas las otras deudas. Por eso, hoy vamos a contaros cómo eliminar estas deudas y salvar la vivienda con la Ley de la Segunda Oportunidad.

Para estas situaciones, existe una ley que puede ser el antídoto perfecto: la Ley de la Segunda Oportunidad. Esta ley fue aprobada el pasado año 2015 como la Ley 25/2015 y establece que cualquier persona insolvente puede eliminar sus deudas pendientes. El objetivo primordial de esta ley no es más que proteger a aquellas personas afectadas por las diferentes recesiones económicas.

Mediante este procedimiento legal podemos salvar la vivienda y eliminar todas las demás deudas pendientes en tan solo unos meses. Como podemos hacer que la hipoteca quede fuera del procedimiento, la vivienda no correrá ningún peligro.

Esto es lo que hizo uno de nuestros últimos clientes cuando descubrió la existencia de este mecanismo legal el pasado noviembre de 2020.

 

Caso de éxito: salvar la vivienda y eliminar deudas no hipotecarias

 

Cuando este cliente se puso en contacto con nosotros, tenía una hipoteca al corriente de pago y otras deudas por valor de 50.000€. Le angustiaba perder la vivienda si esta situación de impagos continuaba durante demasiado tiempo.

Nosotros le explicamos la posibilidad de acogerse a la Ley de la Segunda Oportunidad, donde podía eliminar parte de esas deudas pendientes sin poner en peligro la vivienda. Diseñamos la mejor estrategia para su caso particular e iniciamos el procedimiento de manera oficial.

Para hacer tal cosa reunimos toda la documentación que acreditase la situación de insolvencia del deudor, y se la entregamos al Notario correspondiente. Un tiempo después, este Notario dio fe de tal cosa y nos adjudicó un Mediador Concursal, una figura jurídica totalmente necesaria para eliminar las deudas de esta forma.

Una vez habíamos corroborado que el deudor cumplía con todos los requisitos para acogerse a la Ley de la Segunda Oportunidad, iniciamos las negociaciones extrajudiciales. Como abogados expertos en derecho concursal y bancario, nos proclamamos interlocutores con todos aquellos que reclamaban la deuda y empezamos a negociar de forma amistosa.

El objetivo de estas negociaciones pasaba por eliminar una parte de las deudas pendientes y, al mismo tiempo, salvar la vivienda habitual de esta persona. Después de evaluar la capacidad de pago de nuestro cliente, propusimos una eliminación del 35% de las deudas y el fraccionamiento de la deuda restante en 5 años. Con esta quita y espera, el cliente podría pagar una cuota asumible y seguir viviendo en su domicilio habitual.

Tras la reunión de acreedores, conseguimos el voto favorable de todos ellos. Esto hizo que la persona endeudada dejase de tener deudas pendientes, pagando una nueva cuota mensual acorde a sus ingresos y gastos: 553€ 

Del mismo modo, su vivienda no se vio afectada y pudo continuar viviendo en la misma casa sin ningún problema.

 

Mejor que la refinanciación

 

La idea de reducir nuestra cuota mensual con el objetivo de pagar una cantidad asumible puede recordarnos a la refinanciación. Sin embargo, se trata de dos tratamientos muy distintos:

  • La Ley de la Segunda Oportunidad es un procedimiento legal que reduce nuestra deuda total, pasando a pagar una cuota menor sin nuevos intereses ni perder la vivienda.
  • La refinanciación es un producto bancario que también reduce nuestra cuota mensual, pero a cambio de aumentar nuestra deuda total a largo plazo. Esta refinanciación no es más que un fraccionamiento mayor de la deuda a cambio de nuevos intereses y gastos, sin una reducción real de la deuda.

Si crees que este es tu caso y te preocupa perder la vivienda porque tienes otras deudas pendientes de pago, llámanos al 930 502 305 y te atenderemos gratuitamente. Este es el primer paso para eliminar tus deudas y tener esa segunda oportunidad.

WhatsApp chat
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad