At. al cliente: 932426936 - Teleconcertación: 930502305

La Ley de Segunda Oportunidad permite que cualquier persona insolvente pueda reestructurar sus deudas, ya sea autónomo, empresario o particular. Ahora bien, para que todo este procedimiento termine con éxito, se deben cumplir unos cuantos puntos. A continuación vamos a explicar cómo ganar la sentencia con la Ley de Segunda Oportunidad.

 

Cumplir los requisitos mínimos

 

Uno de los puntos más importantes para ganar la sentencia con la Ley de Segunda Oportunidad es cumplir con los requisitos previos al procedimiento. Estos requisitos son los siguientes:

  • Ser insolvente. Es decir, no poder hacer frente a las obligaciones de pago que tienes.
  • Tener dos o más deudas con varios acreedores. Esto significa que debes tener al menos dos deudas con dos entidades distintas. En este punto, las hipotecas y las deudas con Hacienda y la Seguridad Social no cuentan.
  • Tener una deuda total inferior a 5 millones de euros.

A estos requisitos hay que sumarle uno de gran importancia: ser deudor de buena fe.

 

Ley de Segunda Oportunidad: 3 partes

 

Para entender mejor qué implica exactamente ser deudor de buena fe, es necesario recordar rápidamente las 3 partes de la Ley de la Segunda Oportunidad:

  • Fase extrajudicial: Esta primera parte tiene el objetivo de reducir tus deudas mediante negociaciones con las entidades que reclaman el dinero. Nos reunimos con todas las personas y entidades que reclaman las deudas y proponemos una reducción de las deudas para poder pagar la parte restante durante los siguientes años.
  • Concurso de acreedores: Esta segunda parte tan solo tiene lugar si no se llega a un acuerdo extrajudicial. En este punto, cedemos los bienes acordados con el mediador concursal para satisfacer parte de las deudas que tenemos.
  • Fase judicial: En esta tercera parte, eliminamos todas las deudas que no se han podido satisfacer con el concurso de acreedores. Esto es lo que se conoce como Beneficio de Exoneración del Pasivo Insatisfecho.

Repasadas las tres partes de la Ley de Segunda Oportunidad, ahora podemos hablar sobre los requisitos para ser deudor de buena fe.

 

Ser deudor de buena fe

 

Para ganar la sentencia con la Ley de Segunda Oportunidad, el juez y el mediador concursal deben considerarnos deudores de buena fe. En ese caso, el juez nos concederá el Beneficio de Exoneración del Pasivo Insatisfecho, es decir, la cancelación de todas las deudas.

Ser deudor de buena fe implica llevar a cabo un conjunto de buenas prácticas, dejando de hacer otras cosas que podrían considerarse como malas prácticas. Todas estas prácticas están recogidas en el Artículo 178 bis de la Ley de la Segunda Oportunidad.

De acuerdo con este artículo, ser deudor de buena fe implica las siguientes cosas:

  • Que se haya intentado celebrar un acuerdo extrajudicial. Por eso siempre es obligatorio intentar un acuerdo extrajudicial antes de pasar a la fase judicial.
  • Que el concurso de acreedores no haya sido declarado culpable.
  • No haber sido condenado en sentencia firme por delitos contra el patrimonio, contra el orden socioeconómico, de falsedad documental, contra la Hacienda Pública y la Seguridad Social o contra los derechos de los trabajadores en los 10 años anteriores a la declaración del concurso de acreedores. En caso de que exista un proceso penal pendiente, el juez deberá esperar a que haya una sentencia firme respecto a ese supuesto delito.
  • No haber acudido a la Ley de la Segunda Oportunidad en los últimos 10 años.
  • No haber rechazado una oferta de empleo adecuada para tu capacidad en los últimos 4 años.
  • Haber cumplido con las obligaciones de colaboración, donde el deudor debe comparecer ante la administración concursal o juzgado mercantil cuantas veces se le requiera y aportar toda la información necesaria para el concurso de acreedores.
  • No haber sido deshonestos a la hora de comunicar nuestro estado económico actual: ingresos, gastos, deudas, patrimonio. Si durante el procedimiento recibimos una gran cantidad de dinero que modifica esta situación económica, como es el caso de una herencia, también debemos comunicarlo.
  • No haber pedido un nuevo crédito durante el procedimiento.
  • No haber comprado o vendido bienes, salvo que se tenga el consentimiento del juez.

 

¿Cómo ganar la sentencia con la Ley de Segunda Oportunidad?

 

Como ves, existen bastantes puntos a tener en cuenta para que el procedimiento termine con éxito. Por eso siempre recomendamos estar acompañado de un despacho de abogados especializado.

En Abogados para tus deudas conocemos perfectamente el procedimiento, y contamos con casos de éxito por toda España. La clave para que nuestros casos terminen con la cancelación de las deudas es el asesoramiento al cliente. Acompañamos y aconsejamos a nuestro cliente durante todo el proceso. De este modo, con nosotros siempre es considerado deudor de buena fe y no incurre en ninguna falta.

Si tienes dudas sobre alguno de los puntos o no estás seguro si cumples con todos los requisitos, llámanos al 930 502 305 y te informaremos de forma gratuita.

WhatsApp chat
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad