At. al cliente: 932426936 - Teleconcertación: 930502305

Un concurso de acreedores es un proceso ampliamente utilizado por empresas insolventes que se encuentran ahogadas por grandes cantidades de deuda. Iniciar este proceso tiene una serie de efectos directos e indirectos que van a influir en la actividad directa de la empresa durante los meses de duración del proceso. En este artículo, te explicamos todo lo que debes saber acerca de las consecuencias del concurso de acreedores.

¿Qué es un concurso de acreedores?

Primeramente, debemos definir qué es un concurso de acreedores. Como tal, este proceso se trata de un mecanismo dirigido a particulares, autónomos y empresas en un estado de insolvencia actual o inminente. Debido a esta situación económica no pueden seguir continuar pagando las cuotas de sus deudas, ni tampoco seguir cumpliendo con sus obligaciones tributarias y de la Seguridad Social.

Iniciar el proceso puede hacerse de forma voluntaria o necesaria, según la situación. La ley determina que todo aquel prevea entrar en un estado de insolvencia, debe hacerlo saber a las entidades competentes tan pronto como sea posible.

¿Cuáles son las consecuencias del concurso de acreedores?

Cuando se inicia este proceso, las consecuencias del concurso de acreedores pueden variar en función de si inicia el proceso voluntaria o necesariamente.

Tal como establece el Artículo 40 de la Ley Concursal, si el proceso se inicia de forma voluntaria, los administradores concursales intervienen el poder de gestión y administración de la empresa. De tal forma, el deudor pasa a necesitar la autorización de la administración concursal para ejercer de administrador.

Si, por el contrario, el proceso se realiza de forma necesaria, el deudor pierde toda facultad de administración y disposición sobre el patrimonio de la empresa. Los administradores se encargarán de ejercer estas facultades en beneficio de la empresa y sus acreedores.

¿A qué está obligado el deudor?

El deudor tiene diversas obligaciones durante el proceso:

  • Colaborartanto con el Juzgado como con la Administración Concursal siempre que sea necesario.
  • Proporcionar toda la documentación requeridade la actividad patrimonial de la empresa.
  • También debe llevar a cabo una auditoría de las cuentas del año, si no lo realiza la Administración Concursal.
  • Conservar la masa activadurante el concurso, y siempre en función de los intereses del proceso.
  • No enajenar ni gravar ningún biende la compañía sin la autorización expresa del juez, hasta la aprobación del convenio con los acreedores.

Debemos tener en cuenta que el objetivo de este concurso de acreedores es que, en un primer momento, la empresa continúe con su actividad con la máxima normalidad posible, a fin de revertir la situación económica.

La Ley de la Segunda Oportunidad

El proceso de concurso de acreedores va estrechamente ligado a la Ley de la Segunda Oportunidad, un procedimiento recogido en el BOE y regulado por la Ley 25/2015. Este contempla la cancelación de deuda para todos aquellos particulares, autónomos y empresas sobreendeudados y en situación de insolvencia.

El procedimiento cuenta con dos etapas:

  • En la primera de ellas, la fase extrajudicial de pagos. En esta se realiza un intercambio de propuestas entre deudor y acreedor/es con el fin de reducir la carga de la deuda. Esto se traduce en quitas (pueden alcanzar hasta un 50% de la deuda) y esperas que reducen notablemente las cuotas mensuales. El resultado es un nuevo plan de pagos y un calendario, donde se establecen las cantidades a pagar y los plazos, que suele ser a 7 años vista.
  • La segunda fase se da solo si no ha habido acuerdo previo con los acreedores. En tal caso, y por vía judicial, se solicita el Beneficio de Exoneración del Pasivo Insatisfecho. Este inicia una fase de liquidación de bienes para cubrir el máximo de deuda posible. El resto de la deuda se elimina dejando al deudor exonerado de esta carga.

Abogados para tus Deudas, un referente para reducir tus cuotas

El bufete de Abogados para tus Deudas cuenta con un equipo de profesionales especializados en Ley Concursal y la Ley de la Segunda Oportunidad. Durante los más de diez años de experiencia del bufete, hemos trabajado en casos de toda España, logrando un 100% de éxito y cancelando grandes sumas de deudas.

La labor de nuestros abogados se centra en asesorarte y planificar cuál es el mejor camino que puedes tomar en función de tus intereses. Además, negociaremos por ti con las entidades financieras para lograr unas cuotas que sean realistas con tu situación económica actual. Con Abogados para tus Deudas tendrás el mejor aliado para que acogerte a la Ley de la Segunda Oportunidad sea un éxito.

WhatsApp chat
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad