At. al cliente: 932426936 - Teleconcertación: 930502305

En este artículo veremos en profundidad cómo es el modelo de solicitud para la exoneración del pasivo insatisfecho en el proceso de aplicación de la Ley de la Segunda Oportunidad.

¿Qué es la Ley de la Segunda Oportunidad?

Para entender el proceso de exoneración del pasivo insatisfecho, previamente debemos conocer de qué se trata la Ley de la Segunda Oportunidad.

La Ley de la Segunda Oportunidad recogida en el BOE y regulada por la Ley 25/2015 es un mecanismo de ayuda para personas físicas, autónomos y empresas que tienen una carga deudora a la que no pueden hacer frente debido a una delicada situación económica.

Acogerse a esta ley implica la renegociación de las deudas con el fin de llegar a un acuerdo extrajudicial de pagos entre deudor y acreedor. Este acuerdo se adaptará a las condiciones actuales económicas del deudor. Este acuerdo suele basarse en quitas y esperas en los pagos a realizar, dando facilidades a la parte deudora. Si no se llegase a tal acuerdo, se procedería a aplicar el beneficio de exoneración del pasivo insatisfecho (BEPI) del que os hablamos en este artículo.

Si quieres saber más acerca de cómo es el formulario para acogerte a la Ley de la Segunda Oportunidad visita el siguiente enlace.

¿En qué consiste la exoneración del pasivo insatisfecho?

Una vez se ha intentado sin éxito llegar a un acuerdo extrajudicial de pagos que satisfaga a ambas partes, el deudor tiene el derecho de solicitar el beneficio de exoneración del pasivo insatisfecho o BEPI.

Este beneficio de exoneración del pasivo insatisfecho permite cancelar las deudas habiendo liquidado la totalidad de su patrimonio a favor de sus acreedores. Esto supone la liberación de la mayor parte del resto de deudas pendientes.

Para poder acogerse a este beneficio, el deudor debe demostrar haber actuado de buena fe y habiendo liquidado todo su patrimonio para saldar la deuda (o declarándose  la conclusión del concurso por insuficiencia de masa).

¿Qué requisitos necesito para optar al beneficio de exoneración del pasivo insatisfecho?

A continuación enumeramos los requisitos principales necesarios que debe cumplir el deudor para poder presentar el formulario para la exoneración del pasivo insatisfecho:

  • No ser declarado culpable del concurso de acreedores.
  • No haberse acogido a esta ley en los 10 años anteriores.
  • Haber intentado llegar a un acuerdo extrajudicial de pagos.
  • No haber sido condenado por delitos contra Hacienda, Seguridad Social, los derechos de los trabajadores, el patrimonio, el orden socioeconómico o falsedad documental.
  • Haber satisfecho íntegramente los créditos contra la masa y los créditos concursales privilegiados, o el 25% de los ordinarios.
  • No haber rechazado una oferta de empleo adecuada en los últimos 4 años.

¿Cómo y cuándo presento el modelo de la solicitud para la exoneración del pasivo insatisfecho?

El beneficio de exoneración del pasivo insatisfecho se debe realizar a través de un escrito con la firma de un abogado ante el mismo juez ante el que sigue el concurso tras concluirse la liquidación.

Existen 3 posibles escenarios en los cuales se podría realizar dicha solicitud:

  • Una vez dada por concluida la liquidación y se entrega el informe del administrador concursal con las operaciones liquidatorias que se han realizado.
  • Cuando se solicita la conclusión del concurso por insuficiencia sobrevenida de la masa para pagar los créditos contra la masa y se presenta el informe del administrador concursal.
  • En aquellos concursos que se concluyan en el mismo Auto que los declara por insuficiencia de la masa inicial y tras haberse presentado el informe de conclusión de la liquidación.

En cualquiera de los 3 casos, el deudor tiene 15 días para presentar su solicitud.

¿Puede revertirse el proceso de exoneración?

La respuesta es que sí. El proceso de exoneración del pasivo insatisfecho puede deshacerse si se da cualquiera de los siguientes casos:

  • Si durante los 5 años siguientes a la concesión del BEPI se demuestra la existencia de ingresos, bienes o derechos en poder del deudor y que han sido ocultados conscientemente.
  • Cuando el deudor no haya cumplido con el plan de pagos establecido.
  • Si el deudor resulta condenado en sentencia firme por delitos contra Hacienda, Seguridad Social, los derechos de los trabajadores, el patrimonio, el orden socioeconómico o falsedad documental en los 10 años antes del concurso.
  • Si la situación económica del deudor mejora de forma notoria pudiendo pagar las deudas pendientes sin detrimento de sus obligaciones de alimentos.

¿Por qué debería acogerme a la Ley de la Segunda Oportunidad?

Si te encuentras en una situación económica límite que te impide seguir pagando tus deudas, la Ley de la Segunda Oportunidad es tu mejor opción. Esta es la única vía que te permite empezar de cero. Acogerse a esta ley, supone eliminar todas las cargas de los créditos solicitados y poder empezar de nuevo en otros proyectos, ya que dejas de aparecer en la lista de morosidad de la ASNEF.

Nuestro equipo de expertos te asesorará durante todo el proceso y con todas las garantías. Visítanos en el siguiente enlace y deja de lado tus preocupaciones por tus deudas.