At. al cliente: 932426936 - Teleconcertación: 930502305

En nuestro blog, hemos hablado en numerosas ocasiones de esta fase de la Ley de la Segunda Oportunidad. A continuación, te explicamos en profundidad el Beneficio de Exoneración del Pasivo Insatisfecho y cuáles son sus beneficios para el que lo solicita.

Pero antes debemos entender cómo funciona la Ley de la Segunda Oportunidad.

 

¿Qué es la Ley de la Segunda Oportunidad?

La Ley de la Segunda Oportunidad viene recogida por primera vez en el BOE del 28 de julio de 2015, y está regulada por la Ley 25/2015. Esta no es más que un procedimiento de ayuda para particulares, familias, autónomos y empresas que dada una difícil situación económica, se ven incapaces de seguir pagando las cuotas de sus deudas con normalidad. De esta forma todo tipo de entidades físicas o jurídicas que se declaren en estado de insolvencia o prevean que lo van a estar próximamente, puedan conseguir unas cuotas asumibles y coherentes con sus ingresos.

Esta ley fue el resultado de las directrices europeas que pedían, a los gobiernos de los países miembros, la creación de un sistema que permitiera a toda entidad endeudada poder renegociar la deuda y cancelar una parte o la totalidad de esta. De esta forma, si una persona sigue teniendo deuda pendiente, habiendo liquidado todas sus propiedades, esta deuda se cancela mediante el procedimiento de esta ley. El objetivo, por lo tanto, es que la deuda deje de ser una carga de por vida que lastre el futuro de esta persona.

 

¿Cómo puedo acogerme a esta ley?

Antes que nada, para iniciar el procedimiento de acogerse a la Ley de la Segunda Oportunidad, hay diversas vías en función de si eres un particular o si eres un autónomo o una empresa.

Si eres un particular, el trámite inicial para acogerte a esta ley se realiza mediante la firma de la solicitud de la Ley de la Segunda Oportunidad ante un notario de tu localidad.

Si por el contrario eres autónomo o empresa, el proceso se inicia entregando la documentación pertinente ante la Cámara de Comercio que te corresponda o ante el Registro Mercantil.

 

¿Qué fases tiene esta ley?

La Ley de la Segunda Oportunidad se divide en dos etapas principales muy diferenciadas: la fase de negociación extrajudicial de pagos y el Beneficio de Exoneración del Pasivo Insatisfecho.

Una vez presentada la solicitud para acogerse a esta ley, se asigna un mediador concursal que participará en las negociaciones entre deudor y acreedores. El objetivo de esta negociación es conseguir unas nuevas cuotas de pago que se adapten a la situación económica del deudor. Para conseguir este acuerdo extrajudicial de pagos, se utilizan quitas y esperas que reducen sensiblemente la cantidad a pagar. En muchos casos, se aplican quitas de hasta un 60% o incluso superiores, y se calendariza en función de las necesidades del deudor.

 

¿Qué es el Beneficio de Exoneración del Pasivo Insatisfecho?

El Beneficio de Exoneración del Pasivo Insatisfecho (BEPI), regulado por artículo 178 bis de la Ley Concursales la fase siguiente a la negociación. Si previamente no se ha llegado al acuerdo extrajudicial de pagos anteriormente citado se inicia este trámite. Si es así, se entiende que no se ha encontrado una fórmula que acontente a ambas partes, y por ello, se inicia esta fase judicial. A pesar de esta denominación, no hay ningún juicio durante el proceso.

Para llegar a esta fase se debe demostrar haber actuado con buena fe y honestidad durante todo el proceso. Esto significa que no has contraído más deuda en todos los meses de duración desde que se presentó la solicitud. Tampoco debe haberse cometido un alzamiento de bienes, es decir, no haber vendido ninguna propiedad. Además, existen otros requisitos, como son no haber sido culpable del concurso, ni haber cometido delitos socioeconómicos, de robo o fraude. También es de vital importancia no haber sido condenado en sentencia firme por delitos contra Hacienda, la Seguridad Social o los derechos de los trabajadores.

En esta fase, se liquida el patrimonio del deudor a fin de cubrir la mayor parte de deuda posible. De esta forma, si por insuficiencia de masa sigue habiendo una deuda, esta se elimina definitiva o provisionalmente por vía judicial hasta llegar al 100%.

 

Abogados para tus Deudas, tu mejor opción

El equipo de Abogados para tus Deudas está especializado en derecho bancario, y hemos trabajado en ley procesal y concursal durante más de diez años. Desde la aparición de la Ley de la Segunda Oportunidad, nos hemos convertido en un referente en el sector, logrando un 100% de éxito en todos los casos en los que hemos trabajado. Gracias a nuestros abogados, muchos particulares, autónomos y empresas han conseguido cancelar con éxito grandes sumas de deudas, llegando hasta la cancelación total en algunos casos.

La función de nuestros profesionales es acompañar al cliente desde el minuto uno, realizando una asesoría completamente personalizada para su caso. Esto nos ayuda a darle el enfoque jurídico necesario para que consigas la cancelación de deuda que tu bolsillo necesita. Además actuaremos como interlocutores, negociando con los bancos para que consigas el acuerdo que necesitas. Todo ello se traducirá en unas cuotas coherentes con tu situación económica actual.

 

WhatsApp chat
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad