At. al cliente: 932426936 - Teleconcertación: 930502305

Cada vez son más las empresas que se ven abocadas a iniciar un concurso de acreedores. Este último año, debido a la crisis derivada por la pandemia del Covid-19, muchas se han visto contra la espada y la pared, no pudiendo seguir pagando las mensualidades de sus deudas. Antes de decidir iniciar este procedimiento, muchos se preguntan cuál es el coste que tiene este tipo de proceso. Por ello, te vamos a explicar cuáles son las tarifas de un concurso de acreedores.

 

¿En qué consiste un concurso de acreedores?

 

Tal como os hemos explicado en otras entradas de este blog, un concurso de acreedores es una medida legal orientada a todo tipo de entidades físicas y jurídicas que se encuentran en un estado de insolvencia que no les permite seguir pagando sus deudas con la frecuencia normal, ni tampoco cumplir con sus obligaciones con Hacienda y la Seguridad Social.

 

¿Por qué iniciar un concurso de acreedores?

 

Un descenso en la actividad comercial, seguida de una reducción de los ingresos y la incapacidad de continuar pagando los costes fijos mensuales son motivos suficientes para que muchas empresas hayan decidido comenzar este trámite en el último año. El objetivo es claro: encontrar una fórmula con la que poner fin a su estado de insolvencia.

La idea inicial del proceso, es intentar revertir la situación, obteniendo un nuevo convenio con los acreedores, donde se establezca una nueva cantidad a pagar cada mes y fijando unos nuevos plazos de pago. En muchas ocasiones esto no es imposible dada la inviabilidad del proyecto, y por ello se inicia posteriormente una fase de liquidación del patrimonio de la empresa. Tras ella, el dinero obtenido tras la venta de estos bienes, irá dirigido a cubrir las deudas contraídas con sus acreedores.

 

¿Cuánto suele durar este procedimiento?

 

Desde que se solicita la declaración del concurso hasta la finalización en la etapa de calificación pueden pasar desde unos pocos meses hasta varios años. Y es que debemos ser conscientes que un proceso de acreedores implica pasar por diversas fases: fase común, de convenio, de liquidación y de calificación.

 

I. Fase común

Hemos de partir de la base de que cualquier deudor que sea consciente de su estado de insolvencia o prevea una insolvencia inmediata, debe iniciar este procedimiento de forma voluntaria en un plazo de dos meses, tal como lo indica la Ley.

Este proceso se inicia presentando la solicitud de declaración del concurso de acreedores ante el Juzgado de lo Mercantil, donde tiene la sede social la empresa deudora. En este punto intervienen un Juez que asignará a un administrador concursal. Si se ha iniciado el proceso voluntariamente, la figura del administrador concursal intervendrá supervisando las acciones administrativas que lleve a cabo la dirección de la empresa. Si, por el contrario, el proceso se ha iniciado forzosamente, este se hará cargo del poder administrativo y de disposición de la empresa a lo largo de la duración del procedimiento.

 

II. Fase de convenio

En esta etapa transcurrirán entre tres y cuatro meses, donde se plantearán diversas propuestas de convenio. Toda propuesta de convenio deberá ser presentada ante el Juez dentro del plazo de tiempo previsto y reuniendo quitas y esperas que reduzcan la carga de las deudas. De esta forma, se consigue ganar tiempo y determinar si es posible revertir la situación de la empresa.

 

III. Fase de liquidación

En caso de que no haya aceptación de convenio tras verse sometido al a Junta de Acreedores, se procederá a iniciar la fase de liquidación de la masa activa de la empresa. Es decir, la administración concursal procederá a vender todo el patrimonio de la empresa con el fin de pagar a los acreedores la mayor parte de deuda posible. Estas deudas, por otro lado, serán satisfechas según un orden. Primero se pagaran las privilegiadas, después las ordinarias y por último las subordinadas. Esta fase del proceso suele ser la más larga, ya que supone la venta de un gran número de bienes y derechos a nombre de la compañía.

 

IV. Fase de calificación

En última instancia, se procederá a analizar la situación de la empresa a fin de esclarecer los motivos por los que se ha llegado a este estado de insolvencia. De tal forma se catalogará el concurso como fortuito o como culpable. En caso de ser culpable se depurarán responsabilidades y se tomarán las medidas legales oportunas.

 

¿Cuáles son las tarifas de un concurso de acreedores?

 

Antes que nada, hemos de decir de que no existen unos costes fijos en este proceso, ya que depende de muchos factores distintos, por lo que es difícil establecer unas tarifas para un concurso de acreedores. Por un lado, el precio de este tipo de procedimientos varía en función de los objetivos marcados y de la complejidad del mismo. Dicho de otra forma, no tiene el mismo coste cerrar el procedimiento con una propuesta de convenio que hacerlo tras la fase de liquidación.

A modo de simplificarlo, te explicaremos qué costes debes tener en cuenta, dado que intervienen varios participantes en el procedimiento. En el procedimiento es posible que intervengan notarios, cuyos honorarios se rigen por los aranceles propios de su gremio.

Además, aparece la figura del administrador concursal (mediador concursal en el proceso de la Ley de la Segunda Oportunidad) cuyos honorarios vendrán determinados por diversos factores, pero principalmente se dan una serie de condiciones:

  1. El administrador concursal no puede cobrar más de un 4% del activo del deudor.
  2. Solo pueden cobrar por las funciones realizadas en el proceso, sin añadir honorarios ajenos a estas.
  3. Percibirá un mínimo de una cuenta de garantía, en casos donde haya una falta de patrimonio e ingresos que puedan satisfacer las deudas

Si quieres saber información más concreta sobre cómo calcular los honorarios de un administrador concursal, puedes echar un vistazo a un caso en modo de ejemplo que exponemos en la entrada “¿Cómo calcular los honorarios de un administrador concursal? Paso a paso con ejemplos”.

Por último, en el procedimiento también puede intervenir la figura del procurador. En este caso, sus honorarios irán fijados a establecidos para su profesión.

 

Honorarios de Abogados para tus Deudas

 

Los honorarios de los abogados irán determinados por la cantidad de deuda a cancelar. De tal forma, los honorarios no serán lo mismo en una cancelación de deudas de 15.000€ que de 50.000€, o de si finalizamos el proceso en la fase de negociación con los acreedores o en la fase de liquidación. En caso de necesitar una respuesta más ajustada, puedes llamarnos al teléfono 930 502 305 y te daremos un presupuesto personalizado y adaptado a tu situación económica. Así podremos darte una idea de cuales son nuestras tarifas en un concurso de acreedores.

 

Abogados para tus Deudas, un referente en Ley Concursal y la Ley de la Segunda Oportunidad

 

En el bufete de Abogados para tus Deudas contamos con una trayectoria de más de diez años, dedicándonos al Derecho Bancario, Ley Concursal y especializándonos en la Ley de la Segunda Oportunidad. Hemos trabajado en cientos de casos, logrando cancelaciones efectivas de deuda que han supuesto un antes y un después para nuestros clientes.

Muchos de ellos -particulares, autónomos y empresas- han logrado nuevas cuotas en sus deudas, ajustadas a su situación económica actual. En otros casos, el resultado ha sido la eliminación total por vía judicial de las deudas a través del Beneficio de Exoneración del Pasivo Insatisfecho. En Abogados para tus Deudas asesoramos, acompañamos y negociamos con los acreedores para llegar a un acuerdo que se ajuste a tus necesidades.

WhatsApp chat
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad