Ley de Segunda Oportunidad para autónomos

La Ley de la Segunda Oportunidad es un mecanismo legal que permite eliminar las deudas pendientes de aquellas personas insolventes. Si estamos ante una situación financiera grave y no podemos pagar las deudas, mediante este procedimiento podremos reducirlas o incluso eliminarlas al 100%.

En el caso de los autónomos, esto nos permitirá continuar con nuestra actividad laboral sin la pesada carga de las deudas que hace peligrar el negocio. Por el contrario, si preferimos eliminar todas las deudas y deshacernos del negocio, también podremos hacerlo.

Para eliminar las deudas con la Ley de la Segunda Oportunidad tan solo hay que acogerse al procedimiento tal y como indica la legislación vigente y cumplir con una serie de requisitos.

¿Qué es la Ley de la Segunda Oportunidad?

A día de hoy, lo más habitual es que cualquier autónomo que quiera iniciar una aventura empresarial tenga que pedir diferentes créditos a entidades financieras. Esta es la forma más común de emprender, a partir de una primera fase de inversión y endeudamiento.

Contraer tales obligaciones de pago tiene un potencial riesgo asociado, ya que si el negocio falla probablemente no podamos pagar las deudas pendientes. Además, cuando emprendemos también surgen otras obligaciones de pago con Hacienda y Seguridad Social. Ante esta posible situación de impagos, la legislación debe definir formas de superar tales situaciones de insolvencia.

De aquí nace la Ley de la Segunda Oportunidad, una ley aprobada en España en el año 2015 con el propósito de ayudar a todas aquellas personas inmersas en una situación económica grave, dándoles esa segunda oportunidad. Así pues, con este nuevo mecanismo legal cualquier autónomo insolvente puede solicitar la eliminación de sus deudas de forma legítima, tan solo debe cumplir unos pocos requisitos.

Con la aparición de esta ley se pretende combatir las consecuencias de la recesión económica en España en particulares y autónomos. De este modo, además de otorgar la posibilidad de encarrilar nuevamente la vida de una persona sobreendeudada, se promueve la emprendeduría en el país gracias a una ley que funciona como red de apoyo en caso de fracaso empresarial.

¿Qué deudas se pueden eliminar?

Con la Ley de la Segunda Oportunidad pueden eliminarse todo tipo de deudas: préstamos bancarios, tarjetas de crédito, hipotecas, deudas públicas con Hacienda y Seguridad Social, microcréditos online, préstamos preconcedidos, proveedores, etc.

Para eliminar todas estas deudas de forma parcial o completa, debe solicitarse la acogida al procedimiento ante el órgano pertinente, con tal de que este lo apruebe posteriormente. Una vez el deudor esté inscrito en el mecanismo de eliminación de deudas, tan solo deberá proceder tal y como estipula la ley para eliminar sus deudas pendientes.

Requisitos

Para acogerse a la Ley de Segunda Oportunidad y eliminar las deudas pendientes, el deudor debe cumplir con unos requisitos mínimos. El primer presupuesto básico es que el deudor sea insolvente, es decir, incapaz de cumplir con sus obligaciones de pago de manera continuada.

Por otro lado, también deben cumplirse los siguientes requisitos:

  • Tener deudas con dos acreedores distintos como mínimo. En el caso de los autónomos, esto es algo muy habitual si sumamos tanto los diferentes préstamos bancarios como proveedores.
  • La suma total de la deuda no puede superar los 5 millones de euros.
  • La persona solicitante no puede haber sido condenada por ninguno de los siguientes delitos en los últimos 10 años: patrimonio, orden socioeconómico, falsedad documental, Hacienda, Seguridad Social o derechos de los trabajadores.
  • La persona solicitante no puede haberse acogido a la Ley de la Segunda Oportunidad en los últimos 10 años.
  • Ser considerado deudor de buena fe, es decir, no actuar con dolo ni infringir la normativa. Lo más habitual es que, al acogerse a este procedimiento con el despacho de abogados adecuado, el propio despacho informe al deudor de aquello que debe hacer para ser considerado deudor de buena fe.

Satisfechos los anteriores requisitos, el deudor podrá iniciar el procedimiento de cancelación de deudas.

Procedimiento de Ley de Segunda Oportunidad para autónomos

La Ley de la Segunda Oportunidad es una ley que define la forma en la que un particular o autónomo insolvente puede eliminar sus deudas de forma legal. En esta ley se definen tanto los requisitos anotados anteriormente como los derechos del deudor y las diferentes casuísticas.

El objetivo final es que, cuando termine el procedimiento, el deudor haya eliminado una parte o la totalidad de sus deudas y, por lo tanto, mejorado su situación económica, permitiéndole reincorporarse de forma activa a la economía del país.

Como hemos expresado anteriormente, este procedimiento puede resolverse tanto manteniendo la continuidad y viabilidad del negocio actual como deshaciéndose de él por completo. En función de la situación particular de cada caso y los objetivos del deudor, se diseñará una estrategia personalizada para resolver el procedimiento de tal forma.

Fases del procedimiento

Este procedimiento tiene tres fases principales que es importante conocer:

  • Una primera fase documental, en la que se reúne toda la información y documentación necesaria para solicitar la acogida del deudor a la Ley de la Segunda Oportunidad. En esta primera fase también se comprueba que el deudor satisface todos los requisitos pertinentes, justificándose mediante la propia información aportada: insolvencia real (no estratégica), buena fe, ingresos, deudas, situación laboral y personal, etc.
  • Una segunda fase extrajudicial, en la que se negocia con los diferentes acreedores que reclaman el dinero. En esta segunda fase el objetivo es llegar a un nuevo acuerdo extrajudicial en el que se elimine una parte de las deudas a cambio de un nuevo plan de pagos asumible para el deudor.
  • Una tercera fase judicial, en la que se solicita la eliminación del 100% de las deudas después de ejecutar el concurso de acreedores. Esta fase normalmente sólo tiene lugar si ha fracasado el anterior acuerdo extrajudicial.

 

En nuestra guía sobre la Ley de la Segunda Oportunidad encontrarás todos los detalles del procedimiento.

Una vez terminado el procedimiento en la segunda o tercera fase, el autónomo afectado dejará de tener deudas pendientes de pago y podrá volver a respirar tranquilo. Sin deudas pendientes, también podrá solicitar la salida de todos los registros de morosidad y volver a emprender si así lo desea.

Beneficios de la Ley de Segunda Oportunidad para autónomos

Uno de los beneficios más importantes para el autónomo que se acoge a la Ley de la Segunda Oportunidad es que estará protegido por un procedimiento legal 100% seguro y fiable, lejos de cualquier tipo de sorpresa. La Ley de la Segunda Oportunidad es un nuevo marco jurídico diseñado específicamente para ayudar a aquellos particulares y autónomos sobreendeudados, que juntamente con todas las sentencias judiciales del ámbito, constituye el mejor espacio seguro para deshacerse de las deudas.

En este procedimiento legal no tienen cabida los intereses económicos de las entidades financieras, como sí ocurre con la refinanciación y demás productos bancarios. Tampoco implica un mayor endeudamiento a largo plazo.

Es importante subrayar que no solamente estamos hablando del perdón de las deudas, sino de un conjunto de beneficios asociados al procedimiento y cambio de situación económica:

  • Congelar todos los intereses de las deudas pendientes y frenar la deuda creciente.
  • Blindar la viabilidad y continuidad del negocio antes de que las deudas nos obliguen a cerrar. O, si se prefiere, deshacerse del negocio por completo con el procedimiento.
  • Evitar el embargo de bienes y paralizarlos durante el procedimiento.
  • Salvar la vivienda o el vehículo durante el procedimiento, evitando el concurso de acreedores o alegando diferentes motivos durante el mismo.
  • Detener las llamadas y cartas de cobro de los acreedores.
  • Pedir la salida de todos los registros de morosidad una vez concluido el procedimiento.
  • Capacidad de volver a pedir nuevos préstamos o tarjetas de crédito sin que las entidades se nieguen.

 

El sobreendeudamiento de los autónomos a menudo es más elevado que el de los particulares por la propia naturaleza de las deudas contraídas y las cantidades con las que se operan. Por eso es muy importante eliminar las deudas de forma segura con la Ley de la Segunda Oportunidad y estar acompañado de un despacho de abogados experto en la materia. De lo contrario, podrían empezar a llegarnos notificaciones de embargo y citaciones de juicios monitorios, así como tomar ventaja durante las negociaciones de nuestro desconocimiento en materia jurídica.

¿Por qué acogerse con Abogados Para Tus Deudas?

La Ley de la Segunda Oportunidad ya le ha cambiado la vida a muchos autónomos, quitándoles la pesada carga de unas deudas imposibles de pagar. Con el procedimiento terminado, muchos han sido los que han reducido sus deudas hasta cantidades asumibles para su economía, algunos incluso han eliminado el 100% de las deudas.

Uno de los principales motivos de este éxito dominante en los procedimientos ha sido el acompañamiento de un despacho de abogados experto. Este acompañamiento es el que eleva las probabilidades de éxito al máximo, trabajando de manera conjunta con el deudor para llegar a los objetivos marcados desde un inicio.

En Abogados para tus deudas somos expertos en derecho concursal y derecho bancario y llevamos más de 10 años eliminando deudas. Este conocimiento en la materia y nuestros casos de éxito por toda España nos consolidan como uno de los referentes nacionales en este procedimiento. A diferencia de otros despachos, en Abogados para tus deudas siempre serás atendido por un abogados experto, sin asesores ni otros profesionales del sector. Esto garantiza diseñar la mejor estrategia para cada caso particular desde el primer minuto, algo primordial para terminar positivamente el procedimiento.

Con la ayuda de un despacho profesional ya no tendrás que negociar con todos los acreedores que reclaman las deudas, ni estar atentos a todos los requerimientos de la normativa específica. Nosotros lo haremos por ti de forma rápida y efectiva, además de asesorarte para que seas considerado deudor de buena fe en todo momento. El trabajo en equipo, el conocimiento de la legislación vigente y el rigor son la base fundamental para el éxito de estos procedimientos.

Por todo esto, es muy importante que te asesore el despacho de abogados adecuado.

Soporte legal

Este procedimiento de cancelación de deudas se ampara en la Ley de la Segunda Oportunidad, aprobada en el BOE como la Ley 25/2015, de 28 de julio, de mecanismo de segunda oportunidad, reducción de la carga financiera y otras medidas de orden social.

Del mismo modo, este procedimiento concursal también se ampara en la Ley Concursal 22/2003, de 9 de julio.

¿Necesitas un abogado especialista en la Ley de la Segunda Oportunidad?

Mira este video y conoce Abogados Para Tus Dedas

Puedes llamarnos al 930 502 305 o rellenar el formulario y nos pondremos en contacto contigo









    Puede darse de baja de estas comunicaciones en cualquier momento. Para obtener más información sobre cómo darse de baja, nuestras prácticas de privacidad y cómo nos comprometemos a proteger y respetar su privacidad, revise nuestra Política de privacidad.

    Al hacer clic en Enviar, acepta que Abogadosparatusdeudas almacene y procese la información personal suministrada arriba para proporcionarle el contenido solicitado.