At. al cliente: 932426936 - Teleconcertación: 930502305

Cancelar tus deudas es posible gracias a la Ley de la Segunda Oportunidad. Si estás en una situación en la que no puedes pagar tus deudas, acógete a la Ley de la Segunda Oportunidad y pon fin a tus problemas.

 

¿Qué es la Ley de la Segunda Oportunidad?

 

La Ley de la Segunda Oportunidad es en realidad una modificación de la Ley Concursal de 2003. Esta Ley Concursal permite que cualquier empresa pueda declararse insolvente y así reestructurar o cancelar sus deudas. A partir de 2015, gracias a la aprobación de esta Ley de la Segunda Oportunidad, no solo las empresas pueden hacerlo sino también cualquier persona.

Seas o no seas autónomo, cualquier persona que tenga deudas con impagos puede cancelar sus deudas con la Ley de la Segunda Oportunidad. Ya sean deudas con entidades o personas, préstamos, micro-créditos, tarjetas, deudas públicas, etc.

Esta Ley tiene el objetivo de que la persona endeudada pueda renegociar o cancelar sus deudas. La Ley consta de dos fases:

  • Una primera fase extrajudicial donde tratamos de conseguir la cancelación de una parte de las deudas a base de negociaciones con las entidades que reclaman el dinero.
  • Una segunda fase judicial donde solicitamos la cancelación del 100% de las deudas en caso de no haber llegado a un acuerdo en la primera fase.

Por lo tanto, ya sea en la primera o segunda fase, la persona endeudada podrá hacer frente a sus deudas una vez termine este procedimiento.

 

¿Qué beneficios tiene la Ley de la Segunda Oportunidad?

 

Además de cancelar parte de tus deudas o incluso el total, el procedimiento de la Ley de la Segunda Oportunidad tiene otros beneficios muy interesantes.

El primero es que una vez empezamos este procedimiento estamos protegidos jurídicamente. La ley nos protege desde que iniciamos el proceso hasta que encontremos una solución para nuestra situación económica.

Esta protección jurídica pasa por la paralización de cualquier embargo que esté en proceso. Si nos intentan embargar la casa o el coche, podemos solicitar la suspensión del embargo.

También se nos congelan todos los intereses y tasas de las deudas que tenemos. Así que no tenemos que preocuparnos en ese aspecto, nuestras deudas no aumentan.

Por otro lado, desde Abogados para tus deudas nos encargamos de todas las gestiones burocráticas de forma rápida y efectiva. Nuestro cliente ya no tendrá que hablar más con las entidades que reclaman el dinero. Nosotros nos proclamaremos como intermediarios entre todas las empresas y nuestro cliente, negociando con ellos de forma amistosa.

Una vez terminado este procedimiento, también saldremos de todas las listas de morosidad como la ASNEF o el RIJ. Estas listas tienen nuestros datos e impiden que los bancos nos den financiación y tarjetas. Cuando hayamos cancelado nuestras deudas, podremos volver a pedir financiación si así lo deseamos.

Por supuesto, también dejaremos de recibir llamadas de acoso telefónico. Las empresas no podrán volver a reclamar ese dinero si hemos actuado correctamente en cada uno de los pasos del procedimiento.

 

¿Qué requisitos debo tener para poder cancelar mis deudas?

 

Para poder cancelar nuestras deudas con la Ley de la Segunda Oportundiad debemos tener unos requisitos mínimos que cumplir:

  • Tener dos deudas o más con al menos dos acreedores distintos.
  • Que nuestras deudas no superen los 5 millones de euros.
  • Ser insolventes. Es decir, que con nuestro patrimonio e ingresos no podemos hacer frente a las deudas que tenemos que pagar.
  • Ser un deudor de buena fe. Es decir, ser sinceros y honestos en la documentación que facilitamos respecto a nuestros ingresos y gastos. Tampoco podemos pedir nueva financiación o préstamos durante este procedimiento ni comprar o vender bienes sin comunicarlo.
  • No haber acudido a la Ley de la Segunda Oportunidad en los últimos 10 años.
  • No haber estado condenado en los últimos 10 años por delitos contra patrimonio, falsedad documental, Hacienda Pública, Seguridad Social o derechos de los trabajadores.

Si tienes cualquier duda sobre estos requisitos, no dudes en contactar con nosotros en el 930 502 305.

 

Cancelar las deudas con la Ley de la Segunda Oportunidad

 

Como hemos comentado, podemos cancelar nuestras deudas tanto en la primera fase como en la segunda.

En la primera fase trataremos de cancelar parte de las deudas, normalmente alrededor de la mitad. Y la otra mitad se pagará en cuotas acordes a la capacidad de pago del cliente.

Si no se consigue llegar a este acuerdo extrajudicial, solicitaremos la cancelación del total de las deudas después de haber realizado el concurso consecutivo. Esto es lo que llamamos Exoneración del Pasivo Insatisfecho. Es decir, después del concurso, las deudas que no se han podido satisfacer con algunos de nuestros bienes se eliminan definitivamente.

Por lo tanto, es posible cancelar tus deudas con la Ley de la Segunda Oportunidad y contamos con muchos casos de éxito. Rellena el siguiente formulario o llámanos al 930 502 305 para resolver cualquier duda y empezar a trabajar en tu caso. Comenzar una nueva vida lejos de estas preocupaciones es posible con la Ley de la Segunda Oportunidad.

WhatsApp chat
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad