El derecho de retracto en la cesión de créditos litigiosos

Contenidos:

El concepto de retracto en la cesión de créditos litigiosos comprende el derecho de un deudor de cancelar su deuda, pagando a quien la compró. Este derecho implica que, ante una cesión o venta de un crédito litigioso por el acreedor a un tercero, el deudor tiene una oportunidad especial de extinguir, que puede facilitarle la cancelación.

Es común que las empresas que se dedican a la compra de deudas, entre ellas las denominadas fondos buitre, pagan al acreedor cesionario sumas mucho menores que las del importe de la deuda. Por tanto, al hacer uso de este derecho de retracto en la cesión de créditos litigiosos, el deudor se beneficia.

¿Qué se paga en el marco del retracto en la cesión de créditos? El deudor paga a quien compró la deuda el precio que este pagó por la cesión. Se incluyen intereses y otros gastos ocasionados en los trámites.

La ley establece esta figura para evitar el interés de quienes especulan económicamente con la compra de deudas. Las empresas que se dedican a comprar deudas, pagan un bajo precio que ronda en un 20% de la deuda original y luego intentan cobrar el 100% al deudor. Ahí está su ganancia.

Precisamente con el reconocimiento del derecho de retracto en la cesión de créditos litigiosos, este negocio de los especuladores se arruina. El deudor pagará el importe abonado por el comprador del crédito, más intereses y costes. De esta manera saldará su deuda.

El derecho de retracto en la cesión de créditos litigiosos en el Código Civil

El derecho de retracto en la cesión de créditos litigiosos está regulado por el artículo 1535 del Código Civil, que establece:

Vendiéndose un crédito litigioso, el deudor tendrá derecho a extinguirlo, reembolsando al cesionario el precio que pagó, las costas que se le hubiesen ocasionado y los intereses del precio desde el día en que éste fue satisfecho.

Se tendrá por litigioso un crédito desde que se conteste a la demanda relativa al mismo.

El deudor podrá usar de su derecho dentro de nueve días, contados desde que el cesionario le reclame el pago.

Artículo 1535 del Código Civil

En este artículo se enuncian las condiciones que deben cumplirse para ejecutar el retracto en la cesión de créditos litigiosos, que se analizan a continuación.

¿Prefieres hablarlo con un abogado experto?

¿Qué condiciones deben cumplirse para ejercer el derecho de retracto?

Además de la enunciación en el Código Civil, la jurisprudencia se ha encargado de marcar las condiciones que se deben cumplir para acceder al retracto en créditos litigiosos.

Para que una deuda pueda saldarse acudiendo a este derecho se deben cumplir cuatro presupuestos:

  • El crédito debe haber sido cedido. Es decir, que el acreedor original cede el crédito de su deudor.
  • El crédito debe ser litigioso. Esta condición se cumple cuando la deuda no fue pagada, el acreedor reclamó judicialmente y el deudor contestó la demanda.
    • En la sentencia del 31 de octubre de 2008, el Tribunal Supremo estableció que se consideran litigiosos los créditos que no pueden realizarse sin una sentencia firme, y por lo tanto que requieren de demanda judicial.
    • El carácter de litigioso comienza en el momento en que se contesta la demanda. Por lo tanto, para acceder al derecho de retracto sobre un crédito que ha sido cedido debe existir un litigio al momento de la cesión, se debe haber contestado a la demanda y no debe existir una sentencia que declare exigible el crédito.
  • El pago del retracto debe realizarse dentro de los nueve días que establece el artículo 1524 del Código Civil. El plazo se cuenta a partir del momento en que el acreedor reclama el pago de la deuda al deudor.
  • El deudor paga la cantidad por la que se cedió el crédito. Es decir, le paga al comprador de la deuda el precio que él pagó por la transmisión de la deuda más los intereses legales hasta la fecha de la transacción.

Eliminar la deuda sin comprarla

Dado que el derecho de retracto muchas veces es complicado de aplicar, la gran alternativa es eliminar la deuda por lo legal con la Ley de la Segunda Oportunidad. Esta ley existe desde 2015 y se aprobó para rescatar a aquellas personas con deudas imposibles de pagar.

Con este procedimiento legal, lo que hacemos es declararnos insolventes y solicitar la cancelación de las deudas por imposibilidad de pago. Una vez hemos justificado nuestra insolvencia ante la justicia, el juez nos perdona hasta el 100% de las deudas para siempre, mediante sentencia judicial.

Es la alternativa perfecta sobre todo para aquellas personas que tienen varias deudas pendientes, y muchas de ellas no tienen opción a compra mediante este derecho de retracto.

¿Qué dicen los expertos con respecto al concepto de “retracto” aplicado a la cesión de créditos?

Independientemente de la claridad y acuerdos en muchas consideraciones, no existe uniformidad en la jurisprudencia con respecto al derecho de retracto. Esto hace que los procedimientos y sentencias puedan resultar diferentes.

Hay opiniones de magistrados y expertos en derecho que consideran que el derecho al retracto es, en realidad, un privilegio legal que permite al deudor extinguir la deuda pagando un precio menor, el precio de la cesión. Por lo tanto se cuestiona la denominación de “retracto”.

Estas opiniones consideran que no se trata de un verdadero retracto porque no hay subrogación, condición básica que implica el concepto de retracto.

¿Se aplica el derecho de retracto en las cesiones de créditos en bloque?

El Tribunal Supremo confirmó que el retracto no se aplica cuando el crédito ha sido transmitido conjuntamente con otros créditos y no en forma individualizada.

Esta situación se ha presentado con las cesiones de carteras de deudores que han realizado entidades financieras a otras entidades, generalmente fondos de inversión. Se trata de transacciones en masa en las que cada deuda forma parte de un paquete mayor.

El Tribunal Supremo entiende que con este tipo de cesiones se persiguen finalidades distintas de las contempladas en el artículo 1535 del Código Civil. Estas cesiones de créditos en bloque están reguladas por la Ley 9/2012.

El artículo 36.4 de la ley mencionada dispone las condiciones especiales para esta clase de operaciones financieras. En el inciso b establece que: “Para la transmisión de créditos que tengan la consideración de litigiosos, no resultará aplicable lo dispuesto en el artículo 1535 del Código Civil”.

Por lo tanto, al analizar la posibilidad de acogerse al derecho de retracto en la cesión de créditos litigiosos, es necesario corroborar que la deuda no forma parte de una cesión en bloque. Sin embargo, si en la cesión se pueden individualizar los créditos y se logra determinar el precio de la cesión del crédito, podría caber el retracto.

La posibilidad de retracto en la cesión de créditos litigiosos debe analizarse a fondo en cada caso para anticipar posibles éxitos o fracasos en el pleito. Un abogado con experiencia en estos temas podrá aconsejar el camino a seguir.

REVISADO POR EXPERTOS

Elisabet de Vargas

Categorías
Guía gratuita para cancelar deudas (Actualizada 2023)
Documentación Ley de la Segunda Oportunidad Particulares (Actualizada 2023)
Documentación Ley de la Segunda Oportunidad Autónomos (Actualizada 2023)