En la vida, es fácil que por ciertas circunstancias nos veamos envueltos en incómodos procesos judiciales. Este tipo de procesos, normalmente son muy lentos, se prolongan en el tiempo además de resultar siempre muy costosos, por lo que siempre es aconsejable encontrar vías que permitan dar solución a cualquier conflicto. La Mediación Extrajudicial es una opción mucho más rápida y económica que sin duda puede ofrecer la mejor solución.

Aunque resulte poco creíble, no siempre es necesario entrar en un proceso judicial, este tipo de mediación es la alternativa que hará mucho más fácil la solución del problema.

Resuelve problemas a través de la mediación extrajudicial

La Mediación Extrajudicial es un método no judicial, en el que ambas partes participan de manera voluntaria y confidencial. Este procedimiento facilita la comunicación entre los involucrados para que puedan llegar a un acuerdo dándole la mejor solución a su problema, también posee su propio reglamento y está regulado por la ley.

Para llevar a cabo la Mediación Extrajudicial todas las partes deben contar respectivamente sus historias y debe existir la presencia de un mediador, que es un profesional imparcial encargado de tratar el conflicto mediante la interacción de las partes.

Este procedimiento puede aplicarse a casi cualquier sector, exceptuando la violencia de género, es decir, que tanto en el sector laboral, de educación, civil o mercantil, entre otros, puede realizarse un procedimiento de Mediación Extrajudicial.

Es importante resaltar que este tipo de método no judicial está basado en algunos principios que tienen que ser respetados.

Principios base de la mediación extrajudicial

  • Voluntad: Cada una de las partes es consciente y de acuerdo con la elección de la Mediación Extrajudicial como el método para darle solución a su problema. Aun así, todos los involucrados tienen el derecho de abandonar el proceso en el momento que ellos así lo deseen.
  • Confidencialidad: Cualquier problema tratado durante la Mediación Extrajudicial debe permanecer en ese único ámbito. El Mediador no puede permitir que el conflicto trascienda a un proceso judicial posterior.
  • Imparcialidad: Mientras se lleve a cabo el procedimiento de Mediación Extrajudicial, debe mantenerse una distancia equitativa entre las partes para poder mantener un equilibrio entre ellas, tratando de encontrar una solución lo más favorable para todos.
  • Neutralidad: El Mediador tiene prohibido intervenir en el procedimiento para proponer soluciones. La solución al conflicto tienen que buscarla y encontrarla las partes involucradas.

Como se realiza el proceso

Para llevar a cabo este tipo de procedimiento, una de las partes interesadas en darle solución, sin tener que acudir a un proceso judicial, contacta a un profesional mediador para que dé inicio la Mediación Extrajudicial.

Este agente, contactará con la otra parte para invitarla a que participa en el procedimiento de Mediación Extrajudicial y así dar solución al problema.

El Mediador, posteriormente convoca a todas las partes involucradas y realiza una sesión informativa donde explica cómo será el desarrollo de la Mediación Extrajudicial. Si todas las partes se encuentran de acuerdo, se procede a firmar el acta de iniciación del procedimiento de Mediación Extrajudicial.

Estos procedimientos suelen requerir de 1 a 5 reuniones durante el procedimiento. En estos encuentros, se espera firmar una acuerdo en el que den solución al conflicto las partes interesadas.

Con la Mediación Extrajudicial todo lo que obtienes son ventajas, este procedimiento no solo supone un gran ahorro económico sino que además te ahorra tiempo que cualquier proceso judicial te quitaría.