El notario en la Ley de Segunda Oportunidad

Para eliminar tus deudas con la Ley de la Segunda Oportunidad debes pasar obligatoriamente por el notario. Pero, ¿cuáles son sus funciones y responsabilidades? ¿Puedo elegir a mi notario? Vamos a explicar qué hace exactamente el notario en el proceso de Segunda Oportunidad.

¿Cuándo tengo que ir al notario?

Si quieres acceder a la Ley de la Segunda Oportunidad y eliminar tus deudas pendientes, tienes que cumplir con los requisitos que pide la normativa.

El notario precisamente es el responsable legal de revisar y certificar que cumples con estos requisitos.

Por lo tanto, deberás ir al notario cuando tengas reunida toda la documentación que acredita el cumplimiento de los requisitos, es decir, tu insolvencia y buena fe.

Estos documentos tienen que reflejar detalladamente tu situación económica e incapacidad de pago, por eso te pedirán todo tipo de documentos: certificado de antecedentes penales, documentación laboral, documentación patrimonial, DNI, certificado de empadronamiento, libro de familia, lista de acreedores, etc. A menudo el notario te pedirá también el documento original, conservándolo y entregando las copias a aquellos que lo requieran.

Una vez entregues esta documentación y firmes ante notario, empezarás formalmente el proceso de Segunda Oportunidad y ya podremos negociar con los acreedores para eliminar una parte de tus deudas. Esto es lo que se conoce como Acuerdo Extrajudicial de Pagos y puede durar máximo 2 meses.

En caso de ser autónomo o empresario, en lugar de solicitar la Ley de la Segunda Oportunidad ante notario tendrás que hacerlo ante la Cámara de Comercio o Registro Mercantil.

Conseguimos un notario y eliminamos tus deudas

    Contacta con nosotros

    Un abogado de nuestro equipo te asesorará personalmente de forma gratuita






    Funciones del notario

    El notario es una persona que tiene un conocimiento extenso sobre la ley y ha hecho unas oposiciones para poder ejercer de fedatario público; es un funcionario público al cual se le reserva la capacidad de acreditar, avalar y otorgar garantías respecto de cualquier cuestión legal.

    La función principal del notario es corroborar y certificar que cumples con todos los requisitos y que por lo tanto puedes acceder a la Ley de la Segunda Oportunidad. Los requisitos son claros y no hay mucho espacio para la interpretación, de modo que hará todas las comprobaciones y averiguaciones que considere y, si no falta nada, aprobará tu expediente.

    Si los datos que has entregado tienen algún defecto o la documentación es insuficiente, el notario te notificará para poner remedio en un plazo máximo de 5 días. En caso de que no se admita el expediente definitivamente por alguna falta, no tienes de qué preocuparte, la normativa te permite volver a presentar nuevas solicitudes.

    Para que no haya ningún problema, en Abogados para tus deudas nos encargamos de:

    • Revisar que cumples con todos los requisitos durante el primer asesoramiento antes de reunir la documentación, de esta manera evitamos cualquier conflicto con el notario.
    • Aportar toda la documentación necesaria para que el notario apruebe tu expediente sin inconvenientes. De este modo, podemos empezar a cancelar tus deudas lo más rápido posible, sin imprevistos ni tiempos de espera innecesarios.

    Otras funciones del notario

    • Convocar a las diferentes partes a una reunión y redactar rigurosamente el acta notarial, donde se recoge el expediente del solicitante, las partes presentes y la solicitud de acogida a la Ley de Segunda Oportunidad.
    • Prestar seguridad jurídica a ambas partes y asesorarte jurídicamente ante cualquier duda.
    • Nombrar a un mediador concursal. Este mediador es obligatorio que esté y se encarga de revisar que todo se está llevando a cabo correctamente, además de facilitar el acuerdo entre los acreedores y nosotros. Cuando ya tengamos mediador, podremos paralizar cualquier embargo legalmente y tus deudas dejarán de crecer por los intereses.
    • Una vez se aprueba tu expediente, comunicar el inicio del proceso de Segunda Oportunidad a las partes interesadas: registros públicos competentes, el juez, el Registro Público Concursal, la Agencia Estatal de la Administración Tributaria y la Tesorería General de la Seguridad Social, siempre con la documentación pertinente.

    Plazos del notario

    Una vez el notario recibe nuestra solicitud para acogernos a la Ley de la Segunda Oportunidad, tiene un plazo de 5 días para nombrar a un mediador concursal. Este nombramiento deberá hacerlo constar en el acta.

    Al igual que el notario, el mediador concursal tiene otros 5 días para aceptar el cargo desde que recibe la notificación.

    De modo que, si no hay ningún incidente y el mediador acepta el cargo, este trámite no dura más de 10 días.

    El notario también puede asumir la condición de mediador y llevar el proceso de Segunda Oportunidad, aunque esto no suele ocurrir a menudo porque no están especializados y no dominan a la perfección el proceso.

    ¿Puedo elegir a mi notario?

    Puedes elegir el notario, pero debe ser de la misma localidad en la que estás empadronado.

    El problema es que en la práctica no siempre es fácil encontrar un notario que quiera gestionar tu expediente de Ley de Segunda Oportunidad. ¿El motivo? La carga de trabajo que representa y lo poco que cobran por hacerlo.

    La ley determina que los notarios no pueden cobrar aranceles por gestionar la Ley de la Segunda Oportunidad, cosa que tiene sentido ya que las personas interesadas no pueden permitirse pagar mucho dinero durante el proceso. Pero esta regulación también ha hecho que muchos notarios no estén interesados en llevar este procedimiento, aunque legalmente tengan la obligación de atenderte.

    Por este motivo los Colegios de Notarios han establecido turnos obligatorios en algunas comunidades autónomas para que no puedan negarse a gestionar el expediente. Estas comunidades autónomas son: Comunidad de Madrid, Cataluña, Castilla-La Mancha y Canarias.

    Por ende, dependiendo de la zona de España en la que estés empadronado te resultará mucho más fácil o difícil encontrar notario. La buena noticia es que conforme pasan los años cada vez es más conocido este procedimiento, por lo que más notarios están dispuestos a trabajar en este tipo de expedientes sin que les suponga una carga excesiva de trabajo.

    Te encontramos un notario y eliminamos tus deudas

    En Abogados para tus deudas llevamos años eliminando las deudas de nuestros clientes y a día de hoy tenemos una red de notarios dispuestos a gestionar expedientes por toda España. De este modo, agilizamos enormemente el procedimiento legal y logramos eliminar las deudas en menos tiempo.

    Si no tenemos tanta suerte con el notario, luchamos para que acepten el expediente y ajusten sus gastos a lo que toca: el mínimo posible. Una de nuestras máximas es defender los intereses de nuestros clientes ante cualquier profesional que represente un obstáculo, llamando y redactando cartas de impulso a notarios, mediadores o jueces. Algo que lamentablemente seguimos haciendo cada día.

    Si quieres informarte sobre la Ley de la Segunda Oportunidad y ver si cumples con los requisitos, llámanos al 930 502 305 y te asesoraremos gratuitamente.