At. al cliente: 932426936 - Teleconcertación: 930502305

Debes saber que si estás pendiente de un embargo judicial con la Ley de la Segunda Oportunidad puedes paralizar este proceso y poder mantener tu propiedad.

¿Qué es un embargo judicial?

Un embargo es un proceso judicial con el que se procede a retener un bien de cierto valor económico que pertenece a una entidad, con el objetivo de asegurar la satisfacción de una deuda, pagar los costes derivados del procedimiento judicial o el coste de la responsabilidad de un delito cometido. Los bienes embargados pueden ser tanto físicos como financieros, como por ejemplo las acciones de una empresa.

Dentro del concepto embargo, existen dos tipos principales:

  • Embargos preventivos. Estos tienen una función cautelar y no privan al deudor de la propiedad de forma definitiva, ya que si pagan la deuda se levanta el proceso de embargo.
  • Embargos ejecutivos. Se llevan a cabo cuando el juez ordena la sentencia de la obligación, lo que supone la retención de los bienes y su posterior venta para cubrir la deuda en cuestión.

¿Cómo puedo evitar un embargo?

Existen diversas formas para evitar que se ejecuta el embargo en cuestión:

  • Satisfaciendo la deuda pendiente
  • Negociar con la entidad acreedora unas nuevas cuotas que se ajusten a tu capacidad financiera.
  • Alegar que se trata de un embargo con tercería, es decir que el bien en cuestión pertenece a otra persona.
  • Presentando una demanda contra el banco alegando que la solicitud de embargo no está correctamente realizada.

La Ley de la Segunda Oportunidad

La Ley de la Segunda Oportunidad que aparece recogida en el BOE, y está regulada por la Ley 25/2015, establece que cualquier persona o empresa endeudada y que se encuentre en una situación económica delicada, puede renegociar las condiciones de sus deudas y llegar incluso a cancelarlas en su totalidad.

Esta ley fue creada con el objetivo de que un deudor no tuviera que cargar de por vida con todos los préstamos y créditos del pasado que no ha podido satisfacer tras un proyecto fallido.

¿Cómo puede paralizar la Ley de la Segunda Oportunidad un embargo judicial?

El proceso de la Ley de la Segunda Oportunidad proporciona una protección total para todos los bienes muebles e inmuebles del deudor. Desde el primer instante en el que se realiza la firma ante Notario o se presenta la solicitud ante el Registro Mercantil o la Cámara de Comercio en el caso de empresas y autónomos, todo embargo judicial queda automáticamente paralizado. Lo mismo sucede con aquellas subastas o liquidación de bienes que se estuviera realizando. Esta suspensión en el embargo judicial es de carácter indefinido, por lo que es una solución más que interesante a largo plazo.

La Ley de la Segunda Oportunidad es además la opción perfecta para conseguir una negociación con las entidades que reduzca notablemente las mensualidades de las deudas. Por ello, en la fase de acuerdo extrajudicial de pagos, se realiza un intercambio de propuestas con los bancos en cuestión con la intervención de un mediador concursal. En esta negociación se pretende llegar a un acuerdo que contemple un nuevo plan de pagos y un calendario con cuotas adaptados a tu capacidad financiera.

Abogados para tus Deudas y la Ley de la Segunda Oportunidad

En el bufete de Abogados para tus Deudas conocemos el procedimiento a la perfección ya que contamos con más de diez años de experiencia negociando con todo tipo de entidades bancarias y logrando suspender todo embargo durante el procedimiento de esta ley. Además, hemos logrado un éxito total en todos aquellos casos de personas y empresas que querían cancelar sus deudas mediante este proceso. En algunos hemos logrado porcentajes de cancelación de más del 60% en la fase extrajudicial, y hasta el 100% en la fase de exoneración de las deudas.

WhatsApp chat
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad