¿Qué hacer si Lexer te está reclamando una deuda?

¿Estás recibiendo reclamaciones de pago por parte de Lexer? Esta empresa puede llegar a ser muy asfixiante con sus llamadas y acoso constante, generando mucho malestar a las personas que lo sufren.

Si este es tu caso, te recomendamos actuar lo más rápido posible para cortar de raíz este acoso y evitar que surjan problemas más graves en el futuro. Y es que muchas de las amenazas que hacen no tienen ninguna validez legal, pero más adelante podrían llegar a reclamarte las deudas judicialmente y embargarte la vivienda o la nómina.

Por ese motivo, dejar pasar el tiempo y no hacer nada no es una buena solución, sobre todo si tienes varias deudas pendientes. Desde Abogados para tus deudas vamos a explicarte cómo actuar en estos casos para terminar tanto con el acoso como con la deuda pendiente.

¿Lexer puede reclamarme una deuda?

Lexer es una empresa española que se dedica a gestionar el cobro de las deudas impagadas para todo tipo de empresas. Es decir, cuando una empresa tiene clientes que no han pagado alguna cuota, contratan los servicios de Lexer para gestionar estos impagos.

Por ese motivo, es muy habitual que Lexer te empiece a reclamar una deuda si tienes alguna cuota pendiente con cualquier empresa, no importa el sector que sea: el banco, la financiera del vehículo, el microcrédito de un electrodoméstico, tu compañía de teléfono o internet, el proveedor de luz, agua o gas, tu seguro de vida, médico, del hogar, gimnasios… Todo tipo de empresas contratan los servicios de Lexer para que se encarguen de reclamar las deudas de los clientes que no han pagado.

Muchas veces estas deudas son antiguas y han crecido mucho por los intereses de demora, una deuda que quizá ya no te acordabas ni que tenías. En estos casos también es interesante revisar si la deuda ha prescrito o sigue vigente.

Lo primordial es tener claro que Lexer puede reclamarte las deudas pero no puede acosarte. El acoso y las amenazas es la tónica habitual de estas empresas de recobro, con el único objetivo de presionarte a pagar: llaman por teléfono, SMS, correos electrónicos, cartas, etc. Todas estas prácticas son un delito, pero las empresas de recobro lo siguen haciendo porque son muy eficaces.

Muchas veces este acoso no conoce límites y tratan de humillar a la persona, pidiéndole la deuda y dando a conocer esta situación a padres e hijos, vecinos y compañeros de trabajo. Todo esto está terminantemente prohibido por el Código Penal, artículo 169.

Así que en estos casos puedes grabar las llamadas, con el consentimiento de la otra persona, denunciar y bloquear los teléfonos. Aunque como son tan insistentes, recomendamos siempre ponerte en contacto con expertos legales y revisar tu caso detenidamente.

¿Lexer te esta reclamando una deuda? Defiéndete

    Contacta con nosotros

    Un abogado de nuestro equipo te asesorará personalmente de forma gratuita






    ¿Me van a embargar?

    Para que alguien te embargue es necesario que tenga una sentencia judicial que lo permita. Ningún acreedor o empresa de recobro, como Lexer, puede embargarte nada sin un juicio monitorio y una sentencia a su favor.

    Esto significa que todas las amenazas que te hacen diciéndote que te van a embargar no tienen ninguna validez ni se fundamentan en nada, solamente lo hacen para presionarte a pagar. Tampoco podrán meterte en la cárcel si no pagas. Todas estas afirmaciones son tretas para asustarte y que pagues, puesto que si verdaderamente hubiera un juicio, recibirías una notificación de la justicia.

    Otro caso muy distinto es que estas empresas empiecen una reclamación judicial por impago y el juzgado te notifique debidamente. En ese caso, sí que es muy importante responder durante el periodo indicado, ya que de lo contrario el juez podría aceptar el embargo de tus bienes, cuentas o nóminas. Puedes oponerte a la reclamación judicial alegando que no se ha justificado debidamente la deuda, que ha prescrito, etc. Hay diferentes motivos para hacerlo.

    Empresas como Lexer gestionan muchos clientes con deudas pequeñas, y muchas veces no iniciarán ningún proceso judicial ni te embargarán nada porque sencillamente no les sale a cuenta hacerlo, ya que los costes de este proceso son mayores que la propia deuda.

    Dependiendo de la deuda les será más interesante reclamar o no judicialmente. La propia empresa indica que gestionan más de 2.000.000 de expedientes y han demandado a 240.000 personas, una diferencia de números notable.

    Pero lo mejor que puedes hacer para prevenir cualquier embargo es cortar de raíz este acoso telefónico y eliminar la deuda por lo legal.

    Eliminar las deudas pendientes

    Desde el año 2015, se pueden eliminar las deudas pendientes por lo legal con la Ley de la Segunda Oportunidad. Esta ley establece que cualquier persona que no puede pagar, tiene derecho a eliminar esas deudas y empezar de cero.

    Para poder acogerte a esta ley debes cumplir unos pocos requisitos, siendo uno de los más importantes el tener 2 deudas distintas con 2 entidades diferentes. Si este es tu caso, puedes acceder a esta ley y eliminar tanto esa deuda que te reclama Lexer como todas las demás.

    En nuestro despacho estamos especializados al 100% en Ley de Segunda Oportunidad y llevamos años eliminando las deudas de nuestros clientes. Este proceso tiene un éxito del 100%, ya que el juez solo podrá denegarte el perdón de las deudas si no se ha hecho bien algún paso o no se cumple con los requisitos que establece la ley.

    Si quieres informarte sobre la Ley de la Segunda Oportunidad y revisar si cumples con los requisitos, llámanos al 930 502 305 y te asesoraremos gratuitamente.

    Contenido relacionado