¿Qué hacer si Gescobro te está reclamando una deuda?

¿Tienes una deuda y Gescobro te está reclamando para que la pagues? En ese caso es importante que sepas a qué se dedica esta empresa y cuáles son las opciones legales de las que dispones. Te explicamos todo lo que tienes que saber si Gescobro te está reclamando una deuda, a continuación.

¿Qué es Gescobro?

Gescobro es una agencia de recobro, lo que quiere decir que se dedican a cobrar las deudas de otras personas. Pero además, Gescobro realiza otras actividades por las que puede reclamarte una deuda de forma directa como nuevos titulares de la deuda.

Así por ejemplo, pueden comprar deudas a otras empresas a bajo precio para posteriormente reclamarlas y obtener beneficios.

¿Gescobro me puede reclamar una deuda?

Sí, Gescobro puede reclamarte una deuda. Como acabamos de ver, puede hacerlo como intermediario de otra empresa a la que le debes dinero, pero también cabe la posibilidad de que haya comprado la deuda y te esté reclamando directamente como acreedor.

Tanto en uno como en otro caso, Gescobro tiene derecho a reclamarte la deuda. Así por ejemplo, si tienes una factura de teléfono sin pagar, un microcrédito o alguna cuota de la hipoteca, Gescobro puede ponerse en contacto contigo para reclamarte que abones la cantidad que debes.

Ahora bien, lo que debes tener presente es que ni Gescobro ni ninguna otra empresa que se dedique a este tipo de servicios puede acosarte, bajo ningún concepto. Es decir, no pueden presionarte con constantes llamadas de teléfono, emails, mensajes de texto, etc.

Este tipo de prácticas son ilegales, e incluso pueden llegar a constituir un delito del artículo 172 ter.1 del Código Penal.

¿Qué puedo hacer si Gescobro me reclama una deuda?

Si Gescobro te está reclamando una deuda a través de cauces legales, lo cierto es que no puedes evitarlo.

Pero si piensas que esta o cualquier otra entidad que te reclame el pago de una deuda está traspasando los límites de la legalidad, porque se pone en contacto contigo de forma demasiado reiterada y te está llegando a molestar, debes tener en cuenta que puede tratarse de un delito, como ya hemos comentado.

¿No puedes pagar la deuda?


¿Puede Gescobro llevarme a juicio?

Sí, Gescobro puede demandarte ante la justicia para intentar cobrar la deuda, si no la pagas de forma voluntaria. De hecho, es frecuente que esta empresa acuda al procedimiento monitorio para lograr este objetivo.

Ahora bien; que Gescobro te lleve a un juicio monitorio no significa que necesariamente vayas a tener que pagar todo lo que se te reclama.

Si por ejemplo la deuda se debe a una tarjeta revolving, es fundamental prestar atención a la TAE que se cobró, que puede llegar a ser abusiva. También es muy importante estudiar los términos en los que esta se contrató, si dicho contrato estaba suficientemente bien explicado, si la forma de calcular los intereses era fácil de entender, etc.

Es decir, hay muchos aspectos que pueden hacer que la deuda disminuya de forma importante.

¿Y embargarme?

Ninguna empresa puede embargarte tus bienes directamente, ya que el embargo es una medida que se dicta en sede judicial. Por lo tanto, puedes estar tranquilo de que ni Gescobro ni ninguna entidad similar podrá embargarte.

Sin embargo, si Gescobro te lleva a juicio y el juez determina que la deuda existe y se puede cobrar, tus bienes sí podrían llegar a ser embargados. Pero insistimos en que esta medida tan solo puede ser acordada a través de una resolución judicial.

En caso de que Gescobro te haya demandado judicialmente a través de un procedimiento monitorio, si el Juzgado considera acreditada la existencia de la deuda, te enviará una notificación requiriéndote para que pagues. Cuentas con un plazo de 20 días para hacerlo, o bien oponerte si consideras que tienes razones para ello.

Una vez transcurrido ese plazo, si no pagas la deuda y el Juzgado considera que la deuda existe y que estás obligado a pagarla, sí puede embargarte bienes para que Gescobro pueda cobrarla.

La deuda existe pero no la puedo pagar, ¿tengo alguna opción para que no me embarguen?

Si tienes varias deudas pendientes de pago pero tu situación financiera se ha tornado muy complicada y realmente no puedes atender su pago, podemos estudiar si puedes acogerte al mecanismo de la Ley de Segunda Oportunidad.

Se trata de un sistema legal por el que tus deudas pueden ser canceladas, pero debes tener en cuenta que uno de los requisitos que se te exigen es que tengas un mínimo de dos deudas con empresas diferentes.

Por lo cual, si tan solo tienes una deuda o le debes a una única empresa, es seguro que no puedes beneficiarte de la Segunda Oportunidad para cancelarla.

En cambio, si tienes varias deudas con entidades distintas, no dudes en consultarnos y estudiaremos tu caso. Llámanos al 930 502 305 o rellena el siguiente formulario y un abogado especialista te atenderá gratuitamente y sin compromiso.