At. al cliente: 932426936 - Teleconcertación: 930502305
Una opción legal para aquellas personas que necesitan reorganizar las deudas está simbolizada con la Ley Segunda Oportunidad para particulares. Es decir, esta representa la solución, por medio de acuerdos globales o en conjunto, de las deudas. Aquí encontrarás toda la información relevante sobre la normativa, desde los requisitos hasta su exoneración.

La ley segunda oportunidad para particulares fue publicada el 29 de julio del 2015 y entró en vigencia en España el 30 de julio del mismo año. Consiste en una medida legal de reducción de la carga financiera y alguna otra medida de orden social. Está dirigida a personas físicas particulares que no tienen actividad comercial propia y a profesionales autónomos.

Este estatuto se basa primordialmente en obtener una reorganización de las deudas. En las ocasiones en que esto no sea posible por parte de los acreedores, existe la posibilidad de optar por la exoneración. Esto procede siempre y cuando se acuda a procedimientos judiciales con la actuación de abogados que estén al tanto de todo.

Se aplica en casos como en los que el deudor tiene que un débito acumulado para el cual tiene que cancelar cuotas mensualmente. En un inicio, ocurren errores de cálculo o alguna circunstancia sobrevenida y la persona no puede hacer frente a ellas.

Requisitos a cumplir para acudir a la Ley de la Segunda Oportunidad y documentos que se deben presentar

Principalmente, la ley de segunda oportunidad sólo se aplica para aquellas personas particulares y autónomas. Ellas deben ser poseedores de deudas no mayores a 5 millones de euros o aquellos que acumulan un plazo de 3 meses de retraso de pago. Y se considera la insolvencia de la persona siempre y cuando sea de buena fe. Es decir, el deudor tuvo la intención de pagar o negociar planes de pago con el acreedor. Si se tratan de planes de pagos deben ser realizados mediante solicitudes de acuerdo notariadas.

Para iniciar las fases del proceso es necesario la recopilación de documentos tales como el certificado de nacimiento, contrato de alquiler, vida laboral. Adicional a estos se necesitan el contrato de préstamos, últimas 4 nóminas y certificado de titularidad de cuentas bancarias. Es una lista prolongada de requisitos, al contar con la asesoría de abogados se determinará si otra documentación es necesaria para el caso.

Fases del proceso

La Ley Segunda Oportunidad para particulares es articulada por medio de 3 fases. Si estás en un escenario en el que tienes que hacer frente a deudas acumuladas, debes conocer bien los pasos a seguir. De igual forma recuerda, que los abogados deben estar atentos a todo lo que ocurra y ellos te orientarán mejor.

Solicitud extrajudicial de acuerdos

De acuerdo con el acreedor, esta solicitud se debe conseguir antes de acogerse a dicha ley y debe ser realizada por una notaría. En esta fase interviene un mediador el cual realizará propuestas de plan de pagos y de viabilidad. Asimismo, presentará algunas cancelaciones y las esperas del pago garantizando así la aceptación de la negociación. La fase finaliza al momento en que se llegue a un acuerdo escrito, de no existir se lleva a un juzgado.

Solicitud de concurso de acreedores consecutivo

Ya en este paso se judicializa el proceso, abriendo un concurso de acreedores en estado de liquidación. Generalmente se intenta ofertar el patrimonio para pagar las deudas con la Administración pública en caso de haberlas. Si queda algo pendiente, se realiza un plan de pagos a cinco años. En caso de que no hayan activos, se puede conseguir la exoneración.

Contacta con nosotros para que podamos ayudarte

Barcelona

Valencia

Tenerife

Abogados para tus deudas