At. al cliente: 932426936 - Teleconcertación: 930502305

Con la Ley de la Segunda Oportunidad podemos renegociar o cancelar nuestras deudas. Para hacer esto debemos estar en un estado de insolvencia, es decir, no poder hacer frente a nuestras deudas. ¿Qué ocurre con mi hipoteca si me acojo a la Ley de la Segunda Oportunidad? A muchos de nuestros clientes les preocupa si pueden acogerse a esta ley si tienen una hipoteca. O si pueden perder la vivienda en algún momento del proceso. Os respondemos a todas estas preguntas en el siguiente vídeo.

 

 

¿Podemos acogernos a la Ley de la Segunda Oportunidad si tenemos una hipoteca?

 

Sí. Tener una hipoteca no es ningún impedimento para acogernos a la Ley de la Segunda Oportunidad y poder cancelar nuestras deudas. Estemos pagando o no la hipoteca, es muy habitual tener otras deudas a las que no podemos hacer frente. Por lo que continuamos siendo insolventes.

Si tienes una hipoteca que pagar, lo tendremos en cuenta a la hora de hacer el plan de pagos en los acuerdos extrajudiciales, como cualquier otra deuda. De hecho, en la fase extrajudicial, donde renegociamos las deudas, es posible hacer una carencia a la hipoteca. Hacer una carencia significa que durante unos años el cliente tan solo paga los intereses de la hipoteca. Esta es una de las muchas propuestas que se pueden plantear, siempre en consonancia a la capacidad de pago del cliente y de acuerdo con éste.

 

¿Puedo perder mi vivienda si inicio el procedimiento?

 

¿Qué ocurre con mi hipoteca si me acojo a la Ley de la Segunda Oportunidad? Con este procedimiento hemos salvado muchas viviendas. Si cerramos un acuerdo en la fase extrajudicial, es imposible que perdamos nuestra vivienda a no ser que queramos deshacernos de ella porque nos da más problemas que alegrías. Pero esto únicamente será si el cliente así lo desea.

En la fase judicial también podemos salvar nuestra vivienda. Desde Abogados para tus deudas siempre recomendamos seguir pagando la hipoteca si podemos hacerlo, porque esto facilitará las cosas. Pero si hemos dejado de pagar la hipoteca no tenemos que preocuparnos, porque se puede reestructurar nuestra deuda para seguir pagando sin perder la vivienda.

Además, es habitual que el valor de la vivienda sea inferior a la hipoteca que queda por pagar debido a la inflación de hace años. Esto también facilita que podamos salvar la vivienda durante el procedimiento de la Ley de la Segunda Oportunidad.

Por otro lado, si nos preocupa que nos embarguen nuestro piso, la Ley de la Segunda Oportunidad nos protege. Desde que iniciamos este procedimiento, quedan paralizadas todas las deudas y los embargos se bloquean.

 

¿Tienes dudas? Contacta con nosotros

 

Si quieres saber cómo funciona todo el proceso, los requisitos de la ley y si realmente te conviene en tu caso, puedes llamarnos directamente al 930 502 305  o rellenar el siguiente formulario para que te asesoremos gratuitamente.

WhatsApp chat
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos.
Más información
Privacidad