Se conoce como concurso de acreedores a todo aquel procedimiento judicial que se encuentra regulado por el Derecho concursal que da lugar cuando una persona jurídica o física acontece en una situación de insolvencia dónde está incapacitado para poder hacer frente a la totalidad de los pagos de la deuda.

El concurso de acreedores estudia todas aquellas situaciones de suspensiones de pago y de quiebra.

Cuando la persona deudora está declarado judicialmente en concurso, se empieza a llevar a cabo el procedimiento concursal, es allí donde se investiga si el deudor está en la capacidad de poder atender parte de la deuda con su patrimonio y a las obligaciones de todos los pagos pendientes.

También están permitidos los acuerdos colectivos entre los acreedores y el deudor con el objetivo de poder aplazar o reducir algunas de las cuotas de pago. De esta forma se puede buscar la solución menos molesta para ambos.

¿Qué es la ley Concursal?

Se utiliza para determinar un conjunto de normas que permiten regular los procesos concursales para la solución de pagos pendientes, devoluciones de ingresos indebidos, compensaciones, reintegro de prestaciones indebidamente recibidos, reembolso del precio de las garantías, convenios o acuerdos en procedimientos judiciales, desistimiento y anuncios de subastas de Boletines Oficiales.

La Ley concursal elimina la suspensión de pagos y la quiebra y se establece el concurso de acreedores como principal vía para resolver aquellas situaciones de insolvencias.

¿Qué es la mediación concursal?

La mediación concursal está establecida por la Ley de la Segunda Oportunidad con el fin de poder aportar una solución a las personas que han perdido todo y viven endeudadas.

Después de la aprobación de la Ley de Segunda oportunidad a través de la mediación concursal, todas aquellas personas que acumulen deudas pueden iniciar un procedimiento legal para pagar dichas deudas.

¿Cuánto tiempo se tarda en resolver un concurso de acreedores?

En el momento de negociar los plazos de pago o hablar con los acreedores, o bien sea para liquidar, además dependiendo del juzgado donde se lleve a cabo el proceso, normalmente estos concursos de acreedores duran de 6 meses a 4 años, aunque lo más habitual en estos casos es que se lleve a cabo en un tiempo de 6 meses a 1 año.

¿Cómo funciona un concurso de acreedores?

Esta ley está establecida por seis fases, pero en la práctica son solo cuatro las fases del concurso de acreedores por las que debe pasar una pyme. Estas fases son:

  • Actos previos: Presentación de la solicitud y documentos.
  • Fase común: La Ley declara la culpabilidad del deudor y se asegura de que el acreedor cobre su deuda.
  • Fase de resolución: Se inicia la fase de la resolución.
  • Determinación de responsabilidad: La determinación de la calidad del concurso si es grave o fortuito establecerá la persecución del culpable.

¿Qué es un concurso necesario?

Es un proceso originado por los acreedores para el cobro de sus créditos a la persona deudora cuando se confirma que no tiene liquidez o dinero en efectivo para pagar su deuda exigible, en otras palabras, pagar sus deudas y el compromiso de pago de la misma.

Contacta con nosotros para que podamos ayudarte

Barcelona

Valencia

Tenerife

ROBOT Quita deudasPonlo a prueba

Hemos diseñado el primer asistente virtual que averigua al instante quién se puede acoger a la Ley de la Segunda Oportunidad.

¡Chatear ahora!