At. al cliente: 932426936 - Teleconcertación: 930502305

Desde la llegada de la crisis, el número de empresas que han entrado en concurso de acreedores ha ido en aumento. Esto, a su vez, ha hecho que muchos compradores e inversores se interesen por comprar activos de estas empresas en concurso. En este artículo, vamos a explicar qué implica comprar bienes de empresas que están en concurso. 

 

¿Qué es un concurso de acreedores?

 

Antes de comprar activos de empresas en concurso, debemos conocer qué es un concurso de acreedores y qué fases lo componen.

Con la crisis económica, muchas empresas han tenido que declararse en concurso de acreedores. Esto se hace cuando la empresa atraviesa un momento económico muy difícil y reconoce que no se encuentra en situación de pagar las deudas que tiene. Entre estas deudas, u obligaciones de pago, pueden encontrarse los sueldos de sus trabajadores.

Como estas empresas necesitan dinero o un nuevo convenio, realizan este concurso de acreedores en el que a menudo ceden algunos de sus bienes con el objetivo de salvar la empresa o cerrarla definitivamente. Ante esta necesidad de liquidez, algunos compradores e inversores se han interesado en comprar activos de empresas en concurso.

A nivel legal, este procedimiento concursal está regulado por la Ley Concursal 22/2003.

El concurso de acreedores puede ser voluntario o necesario, en función de quién inicia el procedimiento concursal. Pero esta distinción no tiene demasiada importancia a la hora de comprar activos de empresas en concurso.

Lo que sí está bien saber es que el concurso de acreedores tiene normalmente 3 fases principales:

  • Actos previos. Se solicita el concurso y el juez determina si se aprueba la declaración de concurso.
  • Fase común. Se nombra al administrador concursal, que gestiona el concurso y repasa que todo se está llevando a cabo correctamente. También se determina cuáles son los activos y pasivos de la empresa que se presenta a concurso. En función de este activo y pasivo, se presenta un informe de viabilidad o liquidación de la empresa.
  • Fase de resolución. El juez del concurso, en función de este informe, decide si la empresa puede salvarse con la venta de algunos bienes y/o un nuevo convenio, o si es preciso liquidar la empresa y pagar los que se pueda a los acreedores.

 

¿Qué debo tener en cuenta a la hora de comprar activos?

 

La adquisición de activos de empresas en concurso está resultando un buen sistema de transfusión de liquidez a la empresa que lo necesita. También es una oportunidad para estos compradores e inversores, pero es una opción que debe ser estudiada con detenimiento.

Si quieres comprar un bien inmueble de una de estas empresas, lo primero que debes hacer es conocer el estado jurídico del activo que deseas adquirir.

En la nota simple del Registro de la Propiedad podrás conocer el estado jurídico y las cargas de la finca. En esta nota del Registro de la Propiedad pueden haber inscripciones y anotaciones en relación a las sentencias judiciales que se hayan ido produciendo durante el concurso. Las sentencias revocables se traducen en anotaciones en dicha nota, mientras que las sentencias firmes en inscripciones. Esta diferencia es muy importante para lo que explicaremos más adelante.

Por lo tanto, lo primero que debes hacer es acudir al Registro de la Propiedad y analizar el contenido de la nota simple. Con esto, evitarás posibles riesgos de fincas que tengan cargas que desconoces además de conocer su estado jurídico.

 

¿En qué momento del concurso puedo comprar activos?

 

Lo primero que debes saber es que una empresa en concurso puede vender sus bienes en cualquier fase en la que se encuentre dentro del concurso. No requiere estar en la fase de resolución, en la que se formalizará un convenio o liquidará la empresa.

Aunque, por otro lado, dependiendo de la fase del concurso en la que nos encontremos, la compraventa será o no efectiva. También en función de la fase del concurso, será una persona distinta la que representará a la sociedad para llevar a cabo esta compraventa.

Como veremos, lo más importante a la hora de comprar un activo es exigir que haya una documentación que acredite que la fase en la que se encuentra dentro del concurso es firme, es decir, que no se puede revocar.

 

Concurso en fase común

 

Si queremos adquirir un activo cuando la empresa está en la primera fase común, lo primero que debemos hacer es comprobar si la declaración de concurso está inscrita, anotada o ninguna de las dos, en el Registro de la Propiedad. Esto lo podremos saber pidiendo la nota simple en el propio Registro de la Propiedad.

  • Si la declaración de concurso está inscrita en el Registro de la Propiedad, significa que hay detrás una sentencia firme. En este caso, normalmente la compraventa del activo la hará el administrador concursal que haya nombrado el juez. Además, esta venta tiene que estar autorizada por el juez del concurso. Por lo tanto, se necesita autorización judicial expresa y es una fase un tanto compleja para adquirir un activo.

Puede pasar también que el juez haya dejado estas competencias a los antiguos administradores de la empresa. Para asegurarte de con quién tienes que hacer la compraventa, lo mejor es consultarlo en la notaría.

  • Si la declaración de concurso está anotada o no está inscrita en el Registro de Propiedad, significa que no hay detrás una sentencia firme. En este caso, la compraventa también se hará con el administrador concursal y autorización del juez del concurso. Pero, además, deberemos solicitar la firmeza de la declaración del concurso. Ya que, si no, el concurso podría llegar a ser impugnado más adelante.

 

Concurso en fase de resolución: convenio

 

Si la empresa está en fase de convenio, significa que el juez ha autorizado la viabilidad del informe del administrador concursal y no es necesario cerrar la empresa. Con un conjunto de quitas y nuevos plazos, se ha llegado a un nuevo acuerdo o convenio con todos los acreedores. Esto implica que los administradores de la empresa han recuperado sus competencias, personas con las cuales deberemos hacer la compraventa. En este caso, la venta de activos de la empresa se deberá producir sin que perjudique a la continuidad de la actividad empresarial.

En cualquier caso, aquí también comprobaremos si la fase de convenio está inscrita, anotada o ninguna de las dos, en el Registro de la Propiedad. Esto, recordemos, se puede comprobar solicitando la nota simple en el Registro de la Propiedad.

  • Si la fase de convenio está inscrita, lo más habitual es que la compraventa se realice con los administradores de la empresa y no se requiera de autorización judicial.
  • Si la fase de convenio está anotada o no está inscrita, también haremos la compraventa con los administradores de la empresa y sin autorización judicial. Pero, en este caso, tendremos que solicitar la firmeza de la resolución judicial para estar seguros de que no pueden impugnar el convenio más adelante.

 

Concurso en fase de resolución: liquidación

 

Si la empresa está en fase de liquidación, significa que el juez ha dictaminado que es necesario liquidar la empresa para saldar la mayor parte de las deudas con los acreedores. En este caso, la venta de activos de la empresa responderá a esta necesidad. 

De nuevo, comprobaremos si la fase de liquidación está inscrita, anotada o ninguna de las dos, en el Registro de la Propiedad.

  • Si la fase de liquidación está inscrita, la compraventa se hará con el administrador concursal junto con la autorización del juez del concurso.
  • Si la fase de liquidación está anotada o no está inscrita, solicitaremos la firmeza de la fase de liquidación y su sentencia judicial. A su vez, también se hará la compraventa con el administrador concursal y la autorización del juez.

A su vez, algunas reformas de la Ley Concursal favorecen la venta en bloque de los activos de la empresa cuando hablamos de liquidación (o de sus unidades productivas autónomas), para que el nuevo comprador continúe la actividad de la empresa. Esto se hace en beneficio de la propia empresa y sus empleados. También puede ser una oportunidad para emprendedores que quieran iniciar una aventura empresarial y, de este modo, ya dispongan de una estructura empresarial.

 

Acudir a un experto

 

Existen otras ventajas a la hora de comprar activos de empresas en concurso, como es la capacidad de adquirir unos activos sin los pasivos que les corresponden. Como puede ser el caso de ciertas ventajas fiscales.

A su vez, también existe todo un protocolo a la hora de formalizar una compraventa de este tipo y muchos matices en cada concurso en particular. Por todo esto, lo mejor es que te informes bien antes de iniciar ninguna compra y acudas a un experto que te asesore y proteja tus intereses.

Abogados para tus deudas es un despacho de abogados con más de 10 años de experiencia en derecho concursal y bancario. Con oficinas en diferentes ciudades de España, nuestro equipo de abogados expertos te asesorará y acompañará en todo momento para que tu compraventa sea efectiva.

Ponte en contacto con nosotros llamando al 930 502 305 y te atenderemos de forma gratuita.

WhatsApp chat
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad