¿Hipoteca para reunificar deudas o Ley de la Segunda Oportunidad?

Antes de hacer la comparación entre La Ley de la Segunda Oportunidad y la reunificación de deudas tenemos que saber que significa cada una. Vamos a empezar para hablar de la Ley de La Segunda Oportunidad.

¿Cómo funciona la Ley de la Segunda Oportunidad?

La Ley 25/2015, de 28 de julio, de mecanismo de segunda oportunidad, reducción de la carga financiera y otras medidas de orden social por la que se modifica la Ley 22/2003, de 9 de julio, concursal introduce el artículo 178 bis por el que se regula el beneficio de la exoneración del pasivo insatisfecho en el concurso de persona física.

De forma sucinta, la denominada Ley de segunda oportunidad establece un mecanismo gracias al cual una persona física que haya solicitado el concurso de acreedores podrá ver “perdonadas” sus deudas.

¿Cómo se puede tramitar la Ley de la Segunda Oportunidad?

El deudor podrá solicitar la exoneración del pasivo insatisfecho tras la presentación del informe definitivo del administrador concursal en el trámite de audiencia que le concede el art. 152.3 LC. El juez no podrá decretarla de oficio, únicamente a instancia del deudor.

Una vez realizada la solicitud por el deudor, el Secretario Judicial dará traslado al administrador concursal y los acreedores personados en el concurso para que, en un plazo de cinco días, aleguen lo que consideren oportuno respecto a la concesión del beneficio de exoneración del pasivo.

Si la Administración concursal y los acreedores muestran su apoyo a la concesión, o no se oponen a ella, el juez del concurso deberá conceder, con carácter provisional, el beneficio de exoneración del pasivo insatisfecho mediante la misma resolución en la que declara la conclusión del concurso por finalización de la fase de liquidación. El juez no puede inadmitir la exoneración del pasivo insatisfecho si los afectados, es decir, la administración concursal y los acreedores, no muestran su oposición o negativa a la exoneración.

La Ley de la Segunda Oportunidad permite cancelar las deudas mediante un concurso de acreedores. Los requisitos son accesibles para cualquier persona: que la persona que se acoge a la Ley de la Segunda oportunidad tenga buena fe, que no exista un proceso penal, que ha intentado llegar a un acuerdo de pago con los acreedores, que se halle en situación de insolvencia, que tenga dos deudas como mínimo y que sus deudas no superen el importe de 5.000.000 €.

¿Qué significa la reunificación de deudas?

La reunificación de deudas es un proceso mediante el cual se hace una agrupación de préstamos, mini créditos, tarjetas de créditos en un solo préstamo con el objetivo de bajar la cuota pagada.

¿Cómo puedo pedir una hipoteca para reunificar deudas?

Existen varios bancos y financieras que ofrecen la posibilidad de reunificar las deudas en un solo préstamo para bajar las cuotas.

Te presentamos 5 motivos para acogerte a la Ley de la Segunda Oportunidad en lugar de pedir una hipoteca para reunificar tus deudas:

1) Resultado positivo seguro

Si cumples los requisitos establecido en la Ley conseguirás la exoneración del 100% de tus deudas. No tendrás que refinanciar tus deudas y endeudarte más tiempo con más intereses. La ley te asegura resolver tu situación económica para poder vivir dignamente.

2) Tranquilidad y confianza

Tus abogados expertos en la Ley de la Segunda oportunidad se asegurarán de seguir cada paso establecido en la Ley para resolver tu situación. La información que te darán te transmitirá una gran tranquilidad y confianza, pues por fin tus problemas se resolverán.

3) Eliminaras tus deudas, no las ampliaras

Ten en cuenta que el principal objetivo de la Ley es asegurarte que puedas vivir dignamente, lo que significa que si demostramos que no puedes hacer frente a las mismas el juez debe exonerarte de la totalidad de ellas.  Si elijes la reunificación pagarás nuevos intereses y se ampliará el plazo de amortización, esto es, pagara s más cuotas por más tiempo, vuelves a endeudarte por más tiempo y más dinero.

4) Es la única solución viable

Si buscas reunificar tus deudas y ya tienes algún impago los bancos no te financiarán por aparecer en ASNEF, RAI o cualquier fichero de morosidad. La Ley de la segunda Oportunidad te brinda la oportunidad de eliminar tus deudas y desaparecer de ASNEF. De esta forma, en el futuro podrás pedir nuevos préstamos, o hacerte de tu propia vivienda.

5) Asegura tu sueldo y tus cuentas bancarias

Bajo la cubertura de la Ley de la Segunda Oportunidad no podrán embargar tus cuentas bancarias, tu sueldo, pensión o ayuda. La ley paraliza cualquier proceso judicial que vaya contra ti en relación a tus deudas.

Bancos que reunifican deudas: Tipo de interés

No todas las entidades ofrecen préstamos o créditos de reunificación de deudas y las que lo hacen, lo ofrecen a un tipo de interés mucho más elevado que los préstamos personales para la compra de un coche o las reformas del hogar, por ejemplo. Entidades como Banco Sabadell o BBVA advierten que no se aceptan refinanciaciones o reunificación de deudas como finalidad en sus préstamos, mientras que ING que oferta un tipo de interés de partida del 5,95% TIN en su préstamo Naranja, se aumenta hasta el 8,95% TIN para el caso de la reunificación de deudas.

La razón, conceptualmente, parece sencilla. Un préstamo para compra de vehículo tiene como garantía el propio vehículo. De la misma forma, un préstamo para reforma de vivienda tiene un activo de alto valor que lo respalda (la propia vivienda). Sin embargo, un préstamo para reunificar deudas no solo no tiene ningún activo de garantía, sino que además tiene otras deudas asociadas. Por su propia naturaleza, el préstamo para reunificación de deudas o cancelación de otros préstamos es la finalidad de mayor riesgo entre las opciones disponibles.

¿Hay bancos especializados en reunificar deudas?

Actualmente no hay entidades financieras que se dediquen a reunificar deudas, ni con base hipotecaria ni personales. Es posible que en el futuro, si la economía española crece con fuerza y el desempleo se reduce de forma muy importante, aparezcan de nuevo bancos especializados en estas operaciones, pero no será pronto.