Fase de liquidación de empresas en concurso de acreedores

Cada vez son más los empresarios y autónomos que deciden liquidar su empresa y deshacerse de todas las deudas para empezar de cero. Para hacer esto es necesario pasar por el concurso de acreedores, un procedimiento jurídico enfocado a empresas que no pueden cumplir con sus obligaciones de pago.

Dentro de este proceso, hay una fase clave llamada fase de liquidación. A continuación vamos a explicar todo lo que necesitas saber sobre esta fase.

Concurso de acreedores y fase de liquidación

El concurso de acreedores es un instrumento jurídico que tiene como objetivo reducir o eliminar las deudas de la empresa. A su vez, también vela porque los acreedores cobren las deudas que exigen, de acuerdo con el derecho a cobro.

La petición del concurso la puede hacer tanto el deudor como uno de los acreedores. En el primer caso estaremos hablando de un concurso voluntario, mientras que en el segundo caso hablaremos de un concurso forzoso. En función de quién haya solicitado el concurso, el administrador de la empresa tendrá más o menos poder durante el propio concurso.

Dentro del concurso de acreedores existen 4 fases distintas:

  1. Fase común
  2. Fase de convenio
  3. Fase de liquidación
  4. Fase de calificación

En este artículo vamos a centrarnos exclusivamente en la fase de liquidación, donde se analiza y liquida el patrimonio de la empresa para pagar el dinero pendiente a los acreedores.

¿Cuándo se lleva a cabo la liquidación?

Generalmente esta fase de liquidación se llevará a cabo posteriormente a la fase de convenio. Sin embargo, si creemos que no podremos llegar a ningún nuevo acuerdo con los acreedores por la situación económica de la empresa, podemos solicitar ir a la fase de liquidación directamente. En este caso, el deudor lo solicitará ante el juez y éste deberá dictar auto en los 10 días siguientes.

También se iniciará la fase de liquidación automáticamente si no se ha presentado ninguna propuesta de convenio dentro del plazo legal o, si por el contrario, se ha incumplido el convenio ya firmado.

¿Tienes una empresa con deudas?

    Contacta con nosotros

    Un abogado de nuestro equipo te asesorará personalmente de forma gratuita






    Cómo es el proceso de liquidación

    En la fase de liquidación, el empresario o autónomo cede todos los bienes necesarios para saldar la totalidad de las deudas o la mayor parte posible. De este modo, el empresario paga parte de las deudas pendientes con el patrimonio de su empresa. Una vez cerrada la empresa, el empresario ya no tiene deudas pendientes, incluso aunque no se hayan podido satisfacer al 100% con el patrimonio de la empresa.

    Durante la primera parte de la fase de liquidación se llevan a cabo todas las operaciones de liquidación, con el objetivo de convertir el patrimonio de la empresa en dinero con el que pagar las deudas pendientes. Estas operaciones de liquidación se efectuarán de acuerdo a un plan de liquidación que elaborará el administrador concursal durante los siguientes 15 días a la apertura de esta fase. Este plan de liquidación será aprobado posteriormente por el juez para que se pueda aplicar.

    Durante la segunda parte de la liquidación, se paga a los acreedores con el dinero resultante de la liquidación del patrimonio. El orden de cobro de los acreedores lo establece el administrador concursal siguiendo la normativa legal, que divide las deudas en privilegiadas, ordinarias, subordinadas y créditos contra la masa. En función del tipo de deuda que sea, tendrá una mayor o menor preferencia de cobro.

    El concurso de acreedores terminará con esta liquidación y la posterior calificación del concurso, aun cuando no haya patrimonio suficiente para pagar todas las deudas.

    Toda esta fase de liquidación viene regulada por los artículos 406 y siguientes de la modificación de la Ley Concursal aprobada el 5 de mayo de 2020.

    Efectos de abrir la fase de liquidación

    Durante la fase de liquidación, el mayor efecto visible para el concursado es que se le suspenderán buena parte de sus facultades de administración y disposición de la empresa. De esta forma, la gestión y el control pasará a manos del administrador concursal. Las competencias que tomará el administrador concursal dependerá de si estamos ante un concurso voluntario o forzoso.

    Otro efecto lógico de abrir la fase de liquidación es que se producirá el vencimiento anticipado de los créditos aplazados, es decir, que las deudas aplazadas deberán abonarse antes de lo previsto en el contrato.

    Duración de la fase de liquidación

    Determinar la duración de la fase de liquidación es muy complicado, depende de la complejidad del propio concurso, de si existe patrimonio que liquidar, etc. En términos de la duración total del proceso, puede llegar a durar desde unos pocos meses hasta varios años. También influyen otros factores, como los tiempos de trabajo del Juzgado Mercantil que tramite la solicitud.

    La fase de liquidación suele ser la etapa más larga del concurso de acreedores, ya que el objetivo es vender los bienes de la compañía.

    Elimina tus deudas de empresa

      Contacta con nosotros

      Un abogado de nuestro equipo te asesorará personalmente de forma gratuita






      Fase de liquidación y concurso express

      Cuando no existe patrimonio en la empresa para pagar ninguna de las deudas pendientes, puede hacerse lo que se conoce como concurso express. En este caso, se abre y se cierra el concurso en el mismo momento, aludiendo que no hay ninguna necesidad de llevar a cabo la fase de liquidación, ya que no existe patrimonio que liquidar.

      Esto hace que los tiempos y costes del concurso de acreedores se reduzcan mucho, liquidando la empresa y eliminando las deudas mucho más rápido. Para hacer estos procesos legales, es imprescindible contar con un abogado experto que defienda tus intereses. En Abogados para tus deudas estamos 100% especializados en Concursos Express y podemos cancelar tus deudas en menos tiempo.

      Fase de liquidación y Ley de 2ª Oportunidad

      Cuando un empresario lleva a cabo un concurso de acreedores y no paga todas las deudas pendientes con el patrimonio de la empresa, es probable que los acreedores pasen a reclamarle el dinero con su patrimonio personal.

      En estos casos, es muy importante llevar a cabo el proceso de Segunda Oportunidad para eliminar también todas las deudas pendientes como persona física, evitando el embargo del patrimonio personal. Esta Ley de la Segunda Oportunidad es un proceso parecido al del concurso de acreedores, pero diseñado especialmente para personas físicas con deudas.

      Por eso, cuando los acreedores reclaman las deudas a título personal y van a por el patrimonio del empresario, como la casa o el coche, es momento de hacer este proceso de Segunda Oportunidad.

      Abogados para tus deudas

      En Abogados para tus deudas somos expertos en derecho concursal y Ley de la Segunda Oportunidad, formado por un equipo de abogados especialistas que te acompañarán durante todo el proceso y defenderán tus intereses en todo momento. Con un 100% de éxito en todos los casos, hemos eliminado más de 6 millones de euros en deudas de particulares, autónomos y empresarios.

      Llámanos al 930 502 305 y un abogado experto te asesorará gratuitamente.